Rompiendo Paradigmas Nutricionales



La ciencia avanza a pasos agigantados, los conceptos fundamentales de nutrición han evolucionando gracias al gran número de investigaciones científicas. Actualmente se sabe que los alimentos regulan diversas funciones fisiológicas, la expresión genética y las respuestas hormonales como lo mencionamos en artículos anteriores.

Por esto y mucho más, la decisión más importante que tomamos día a día, son los alimentos que elegimos. Si es nutritivo, si tiene pesticidas, si esta genéticamente modificado, si se riega con agua que dañan a la tierra, si esta adicionado con conservadores, colorantes, azucares y aceites de semillas dañinos para nuestro organismo.

Antes de la existencia de los supermercados, para obtener alimentos acudíamos a los mercaditos y tienditas donde los insumos vienen de pequeños productores. Actualmente no nos damos abasto, se sobre producen frutas y verduras, pero para esto se requiere adicionar al proceso sustancias dañinas.

Los productos procesados y empaquetados aparecieron por la necesidad de almacenar alimentos sin que se echen a perder, pero a cambio hemos consumido sustancias ajenas a nuestro organismo y en consecuencia el aumento de enfermedades asociadas con la mala alimentación.


El ejemplo más claro de esto es la Pirámide Nutricional que conocemos, la cual promueve el consumo de harinas, lácteos y carnes en cantidades superiores a las que realmente necesitamos, esta pirámide es obsoleta desde hace ya una década. El cambiarla no ha sido posible ya que no es conveniente para las empresas productoras de estos insumos, por lo que se sigue utilizando. Desgraciadamente la información da salud actualmente ya esta contaminada por la mercadotecnia y la necesidad de vender productos a costa de salud de la población.

La solución es ser más selectivos en los alimentos que compramos. Te recomiendo que las frutas y verduras las consumos por temporadas. El costo de trasportarlas cuando no son de temporada aumenta y se requiere gasolina para trasportarlas de lejos; por eso también es importante comprar en mercados locales o en tiendas orgánicas.

Entre menos productos empaquetados consumas es mejor, todo lo que está procesado, en exceso es dañino para nuestro cuerpo, por lo que hay que moderarse.

Haz un cambio de conciencia en el consumo de alimentos, tu cuerpo y el mundo lo agradecerán.

 


Dra. Simbelin Martínez Gámez

(Visited 71 times, 6 visits today)

Etiquetas ,