Los 3 consejos definitivos para dejar de fumar de una vez por todas

Si has llegado hasta aquí es porque seguramente seas una de esas personas que cada 1 de enero tiene claro cuál es su propósito de ese nuevo año: dejar de fumar.

Lo cierto es que el tabaco es una adicción muy difícil de dejar atrás, pues hay muchas personas que se evaden de sus problemas simplemente colocando y encendiendo un cigarrillo en su boca.

Así, hay gente que ha intentado en reiteradas ocasiones dejar de fumar, pero nunca lo ha conseguido definitivamente.

Los expertos de Medline Plus aseguran que hay múltiples formas para dejar de fumar y diferentes recursos que pueden ayudar a las personas a cumplirlo de manera definitiva.

Una de las claves principales es contar con el apoyo de la familia, los amigos o los compañeros de trabajo. Sin embargo, para que el propósito sea un éxito, debe existir realmente el deseo de dejar de fumar y, además, se deben fijar unas metas.

Son muchas las personas que, antes de conseguir dejar de fumar de manera definitiva, ya lo han intentado en reiteradas ocasiones. Por ello, el primer consejo que lanzan los expertos es no ver esos intentos pasados por dejar de fumar como un fracaso, sino verlos como experiencias de aprendizaje.

Consejos para decir adiós al tabaco

Los expertos de Medline Plus explican que, antes de dejar de fumar, debes conocer los síntomas que pueden aparecer. Estos se denominan síntomas de abstinencia e incluyen los siguientes:

  • Un intenso deseo de nicotina.
  • Ansiedad, tensión, inquietud, frustración o impaciencia.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Somnolencia o problemas para dormir.
  • Dolores de cabeza.
  • Incremento del apetito y aumento de peso.
  • Irritabilidad o depresión.

La intensidad de los síntomas dependerá de cuánto tiempo lleva fumando esa persona y la cantidad de cigarrillos que fuma.

Los profesionales de la salud lanzan algunos tips que pueden ayudar en la organización para dejar de fumar. Estos son los siguientes:

  • Haz un plan: planear cómo sustituirás el tabaco en los momentos que solías fumar. Por ejemplo, si fumas mientras tomas café, puedes probar de dejarlo y tomar té. Es necesario encontrar actividades que ocupen las manos y la mente, pero que no sean agotadoras ni te hagan engordar, como videojuegos, juegos de mesa, tejer o hacer crucigramas.
  • Cambia el estilo de vida: además de decir adiós al tabaco, debes cambiar otros hábitos diarios, como comer a horas diferentes o consumir varias comidas pequeñas en lugar de tres grandes. Debes probar de satisfacer los hábitos orales de otra forma diferente. También es necesario hacer más ejercicio, como caminar, puesto que ayuda a aliviar las ganas de fumar.
  • Establece metas: es importante definir algunas metas para dejar de fumar a corto plazo y recompensarse cuando estas sean logradas. Por ejemplo, puedes probar de poner el dinero que gastas en cigarrillos en un frasco y darte un capricho cuando llegues a la meta.

Cómo saber si estás listo para dejar de fumar

Dejar de fumar o dejar de usar tabaco libre de humo es algo muy difícil para algunas personas. Sin embargo, no es imposible.

En primer lugar, para decir adiós al tabaco es imprescindible sentirse listo y convencido de hacerlo. Por tanto, es imprescindible fijarse una fecha para comenzar a implantar una nueva rutina que le ayudará a dejar de fumar.

Antes de esa fecha, puedes probar a reducir el consumo de tabaco, también puedes identificar las razones por las cuales quieres dejar de fumar y los beneficios que esto puede suponer, tanto a corto como a largo plazo.

Después, es importante identificar los momentos en los que se es más propenso a fumar. Por ejemplo, situaciones de estrés, noches de fiesta con amigos, con un café o una copa, momentos de aburrimiento, en el coche, en los descansos por trabajo, cuando compartes espacio con otros fumadores, etc.

Por otro lado, debes comunicar a todos tus amigos, familia y compañeros de trabajo que tienes un plan para dejar de fumar. Además, puedes informarles de cuándo comenzará este plan. Esto puede ayudar, sobretodo en algunas situaciones que se pueden desencadenar a raíz de la ausencia de tabaco, como son enfados.

Por último, antes de iniciar con el plan para dejar de fumar, debes deshacerte de todos los cigarrillos que tienes en ese momento, tanto en casa, como en el trabajo o el coche. Puedes probar de sustituirlos por chicles o caramelos. Además, también es aconsejable limpiar todo lo que huela a humo, como son la ropa o los muebles.

Una vez hayas cumplido todos estos pasos, los expertos aseguran que estarás listo para dejar de fumar.

Desde Medline Plus explican que es importante no pensar en todos los días que necesitarás para dejar de fumar, sino que es mejor trabajar día a día.

Estos mismos profesionales explican que una calada o un cigarro pueden hacer que el deseo vuelva a crecer. Sin embargo, muchas personas cometen el error de recaer, así que, en el caso de que fumes un día, debes de intentar no fumar el próximo y seguir con el plan.

En caso de que sea necesario, puedes probar de apuntarte a un programa para dejar de fumar. También puedes visitar al médico para que te recete medicamentos que te ayuden a dejar la nicotina y el tabaco y para evitar recaer.

Original.

(Visited 1 times, 18 visits today)

Etiquetas ,

Deja una respuesta