La imagen

Vigila tu pensamiento, se convierte en palabras;
Vigila tus palabras, se convierten en acción;
Vigila tus acciones, se convierten en hábitos;
Vigila tus hábitos, se convierten en carácter;
Vigila tu carácter, se convierte en tu destino.
-Frank Outlaw-

Tu imagen es tu herramienta  Los artículos anteriores han sido la antesala de “la imagen”, fueron como calentar antes de ejercitarnos. En éste, iniciaré con algunos conceptos básicos del tema de la imagen personal, que nos ayudarán a entender que por más superficial que se escuche, la imagen sí importa en las relaciones humanas y que al utilizarla como un herramienta a nuestro favor, será un gran apoyo para conseguir cualquiera que sea tu objetivo en cada uno de tus días. Es un tema muy recurrido por muchos profesionistas y expertos, a veces pienso que quizá entre muchos queremos sacudir al mundo para que valoren su potencial con tan sólo manifestar su autorespeto a través de su apariencia. Personalmente he descubierto y vivido lo beneficios que vienen al cuidar mi imagen, no se trata de rasgos físicos bellos sino de explotar las propias características y personalidad… Si tan sólo pudiéramos darnos cuenta de lo que podemos conseguir con justicia al cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente. • Entremos en materia, Imagen es la idea que las demás personas forman de ti, con base en lo que usas, cómo lo usas, a cómo te mueves y a tu actitud. Esto equivale al 93% de tu mensaje = la forma; el resto es de fondo = tus palabras. • La primera impresión se da en tan solo 8 segundos, es la primera oportunidad que tienes para “abrir o cerrar una puerta”. • Con el tiempo, la imagen que das se va convirtiendo en tu reputación: “parece una persona exitosa” o “da la impresión de que se rindió ante la vida”. Estas ideas pueden ser concebidas sin siquiera haber cruzado palabra contigo, tan solo por lo que transmites con conceptos que menciono al inicio: lo que usas, cómo lo usas, cómo caminas y tu actitud. • Está comprobado que mientras mejor sea tu imagen, más puedes influir en las personas y se genera confianza entre tu interlocutor con mayor rapidez. Reflexiona un poco en esto…. quiere decir que si yo pretendo hacer alguna negociación, de cualquier tipo, las posibilidades de que mi propuesta sea aceptada incrementan si me cuido, si me importa cómo me veo. Con esto te invito que intentes llevar las recomendaciones básicas que te he dado en los artículos anteriores y si te late, me sigas en los próximos escritos donde te sugeriré algunas sencillas ideas más; no necesitarás hacer una gran inversión económica, por ahora recuerda respetarte a ti mismo, darte tu lugar iniciando por una buena imagen, sonríe y levanta el pecho para arrancar en cada día. Yo me cuido Paulina Angel paupauangel@hotmail.com 

(Visited 9 times, 2 visits today)

Etiquetas