Eres el mejor, ¿los demás perciben lo mismo?

En el artículo anterior mencioné que en esta ocasión veríamos algunas ideas para impulsar nuestra imagen, previo a esto me gustaría reflexionar en la pregunta que anoto como título.

Algunas personas pueden responderla diciendo que la satisfacción de hacer bien las cosas es suficiente, el saber que lo dan todo y que hacen esfuerzos que parecen sobrehumanos es lo que los conforta y eso es lo realmente importante…

Coincido en que el estar consientes y tranquilos de que nos entregamos en todo lo que hacemos es fundamental, pero estoy en desacuerdo en que eso sea suficiente. El ser humano por naturaleza necesita reconocimiento propio de aquellos que nos rodean, sea verbal o con diferentes muestras, pero necesitamos saber que lo “han notado”, esto de alguna forma nos da la certeza de que vamos por buen camino y que nuestros esfuerzos no han sido en vano.

Respecto a la entrega, estoy convencida que si tengo el honor de que tú estés leyendo estas líneas y estés navegando en Todos Somos Uno, es porque eres una persona con una determinación admirable, que día a día busca ser mejor en todo, hace posible lo imposible, así es que somos muchos los que tenemos que aprender de ti.

A veces los hechos hablan por sí solos, a veces tarda en notarse sus resultados, a veces, a pesar del esfuerzo, no sale lo que esperamos y esto puede desanimarnos, pero insistiré en que si le damos mantenimiento a nuestro autoconcepto y buscamos siempre cuidarnos y respetarnos a nosotros mismos, podremos pasar los momentos difíciles con mayor entereza y disfrutar con plenitud de nuestros logros y aciertos.

Me enfocaré en el título de este texto. De cierta manera necesitamos sentir que los demás nos valoran y se den cuenta de lo que hacemos. Te invito a que analices si tu imagen aporta a este fin y si coincide con la calidad y entereza de tus actos… ¿Cómo te ves? ¿Es congruente tu exterior con tu interior? Si tu imagen fuera la que a simple vista le diera el valor a tu persona ¿cuánto valdrías? (Y no por lo costo de las prendas o por estar a la moda) ¿Tu imagen proyecta tu propio valor? ¿Reflejas el respeto que te tienes, la entrega en tus acciones y el amor que das a los demás?

Si en esta reflexión tu respuesta es afirmativa, eres congruente en todos los aspectos, te entregas estando consciente de que los demás necesitan también que te cuides y que si no demuestras que te respetas y te valoras, tarde o temprano no podrás dar lo que no tienes.

Si tu respuesta fue dudosa o negativa, te doy la bienvenida a una nueva etapa de muchas más satisfacciones y plenitud. Juntos vamos a conseguir que tu exterior hable el mismo lenguaje que tu interior, que te sientas más feliz y lo compartas con los tuyos.

Si tienes oportunidad, lee mis artículos anteriores y espera el siguiente, en el que entraremos en materia, verás que es divertido y, por unos minutos, la atención la enfocarás en ti, este es tu espacio.

Yo me cuido
Paulina Angel
paupauangel@hotmail.com

(Visited 29 times, 7 visits today)