¿Qué es el Color?



Nacemos y vivimos en un mundo de color, casi nunca tenemos una experiencia carente de color; por el contrario, a través del contraste entre la oscuridad y la luz, percibimos este mundo colorido que domina nuestros sentidos.

¡Pero qué es el color!

El color no existe por sí mismo. Es un efecto producido por las siguientes condiciones:

  • La existencia de cualquier objeto
  • Que exista luz suficiente
  • Alguien que lo perciba e interprete

El color sólo puede existir sobre algo, por ejemplo: el cielo.

El azul característico del cielo lo podemos ver en el día por el efecto de la luz del sol, y en la noche por su reflejo.

Y para ver ese cielo hace falta alguien que lo observe: nosotros.

Estas tres condiciones para que existan los colores son variables, porque el color dependerá de la luz recibida por el objeto y sus características propias. Ya que un color puede cambiar a otro simplemente por su iluminación.

El color es en realidad luz, y esta se compone de una infinidad de matices luminosos, de los cuales el ojo humano puede distinguir unos setecientos diferentes.

Nuestros ojos traducen la energía de la luz y la mandan al cerebro, haciéndolo que llamamos “ver”.

Esta luz visible esta compuesta por un grupo de colores que conforman lo que llamamos el arco iris, el cual tiene efecto sobre nuestra mente y cuerpo, el cual nos hace reaccionar ante la luz a un nivel físico, mental y emocional, aun sin darnos cuenta de ello.

El extremo rojo de este espectro de luz, tiende a poner el cuerpo en tensión, mientras que el extremo azul tiende a relajarlo. La exposición al rojo aumenta nuestra tensión arterial, y la exposición al azul la reduce.

Además, el color afecta nuestras percepciones. Por ejemplo, una habitación roja nos parece mas pequeña que otra igual pintada de azul.

El color afecta al modo en que nos sentimos con respecto a lo que vemos. Por lo general, el rojo nos excita, mientras el azul nos tranquiliza.

El color no solo llena nuestro mundo exterior, también penetra en nuestros cuerpo. Su influencia es tal, que los mismos alimentos  tienen una influencia mayor que la propia luz.

Entre todos los colores, los que tienen un efecto más notorio sobre nuestro cuerpo son el rojo y el azul. La luz roja aumenta la actividad muscular, la tensión arterial, la respiración y el ritmo cardiaco. La luz azul tiene el efecto opuesto, relajando al cuerpo.

El efecto del color no depende únicamente de nuestra vista. La piel es especialmente sensible a la luz. El aire que rodea a una superficie roja, por ejemplo, lo sentimos mas denso que el aire próximo a una superficie azul.

Un exceso de luz o la falta de la misma, puede afectar nuestra salud.


Referencia: CROMOTERAPIA – LA SALUD POR LOS COLORES – LUIS RUTIAGA- Editorial Época.

(Visited 7 times, 7 visits today)

Etiquetas