Modificaciones del color

Por el material: Todo lo que hemos dicho con respecto al color puede ser modificado por la calidad del material que compone al color o por el tipo de superficie del material coloreado.

Un mismo color nos puede parecer diferente si lo vemos en una vela o en un cristal.

Por la luz: Todos los colores de los que hemos tienen como referencia la luz natural, pero si los percibimos bajo la luz eléctrica, se modifica nuestra percepción del color. La iluminación con la luz incandescente, con su tonalidad amarilla, hace que veamos el amarillo más claro y azul más obscuro.

Los No Colores

Se les considera al negro la ausencia de todo color. El banco, por el contrario es considerado la síntesis de todos los colores.

El negro y el blanco son la oposición absoluta; son dos elementos contrarios y complementarios: son las tinieblas y la luz, la negación y la afirmación, de la nada y el todo, la muerte y la vida.

El negro evoca profundidad, el caos, la sombra, nuestro doble, lo obscuro y tenebroso, lo amenazador. Es el color del fin de las transformaciones de la materia.

El blanco simboliza la luz en sí misma, es la divinidad, el principio de la vida, la pureza, la santidad, la sabiduría y el conocimiento.

Pero, como podemos verlo en la imagen del Yin y el Yang, el significado de estos símbolos es ambivalente.

Toda afirmación nos lleva a la afirmación contraria.

El negro, el fin de la materia, el fin del tiempo, es también el comienzo.

El blanco, la luz absoluta, surgiere también la ausencia de vida.

El negro y el blanco, contrarios “absolutos”, se remiten el uno al otro, igual que la vida y la muerte.

Los efectos psicológicos del blanco y del negro se refuerzan y se anulan, porque cada uno es el otro y su contrario.

Esta afirmación es paradójica pero verdadera.

Así el negro-blanco nos da la idea de división, de separación y a su vez de complementarse uno al otro.

La mejor representación que tenemos de los opuestos que se complementan es el símbolo oriental del Yin y el Yang.

El Yang es de color blanco, con un punto negro en él. El Yin es el color negro con un punto blanco en él. Esto quiere decir que cada fuerza contiene en ella el germen del contrario.

Este esquema de dualidad y complemento nos enseña que nuestro punto de equilibrio y armonía se obtiene al asociar elementos diferentes.

Referencia: CROMOTERAPIA – LA SALUD POR LOS COLORES – LUIS RUTIAGA- Editorial Época.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 16 times, 4 visits today)