¿Embarazadas deben comer por dos?

¿Embarazadas deben comer por dos?

Durante el embarazo, las mujeres a menudo dicen que están comiendo por dos. No obstante, los expertos han advertido que comer excesivamente durante este periodo puede influir en la generación de problemas de salud del bebé a futuro.

De acuerdo con los científicos, los pequeños nacidos de madres con exceso de peso durante su última etapa del embarazo eran más propensos a desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y accidentes cerebrovasculares.

Estos resultados forman parte de un importante proyecto europeo sobre la obesidad llamado “Los orígenes evolutivos del envejecimiento saludable y no saludable: el papel de la obesidad materna” el cual estipula que las mujeres embarazadas deben asegurarse de llevar un estilo de vida saludable mucho antes de dar a luz para darles a sus hijos mayores probabilidades de supervivencia.

Como parte del estudio, los investigadores dieron seguimiento a más de 13,000 personas desde su nacimiento en los años 1930 y 40 hasta la actualidad. Los resultados destacan que la placenta de las madres que tienen una dieta alta en grasas era más débil en la protección del feto contra la hormona del estrés cortisol.

Esto podría traducirse en un menor crecimiento del feto y bebés más propensos de sufrir trastornos del estado de ánimo en la edad adulta. Otros descubrimientos hallados se relacionan con los extremos del ADN, conocidos como telómeros. Tener telómeros largos protege el ADN, le da un mejor funcionamiento y reparación; mientras que los telómeros más cortos son señal de enfermedad y vida útil más corta.

Asimismo, los investigadores de la Universidad de Edimburgo descubrieron que la obesidad, combinada con una alta ganancia de peso durante el embarazo, se asocia con una menor longitud de los telómeros a medida que la descendencia de estas mujeres envejece. Pero aunque una mujer haya nacido con telómeros cortos y tenga problemas de peso, ella puede revertir la situación simplemente siendo físicamente activa.

El proyecto ha subrayado la importancia de la prevención de la obesidad en el embarazo, la prevención del aumento excesivo de peso durante el embarazo, así como el mantenimiento de la dieta saludable sin demasiada grasa -los cuales pueden tener efectos a corto y largo plazo en la salud de la madre y su hijo. En el contexto de la salud madre-hijos, la atención debe ser dedicada a la prevención del sobrepeso y la obesidad entre las niñas, quienes representan a las  “madres del mañana”.

También se necesitan estrategias dirigidas a garantizar que las mujeres embarazadas no excedan el peso y protejan su salud física y mental, así como la de sus hijos”, afirmó la Dra. Patricia Iozzo del Instituto de Fisiología Clínica, en Pisa, Italia, quien dirigió el proyecto.

Este informe nos provee de mayor conocimiento sobre la importancia del medio ambiente en el que se nutre el feto. Después del nacimiento, las mujeres necesitan apoyo para desarrollar hábitos saludables de alimentación y ejercicio para ellas y su familia.

Para las mujeres que tienen sobrepeso u obesidad y necesitan apoyo para acceder a servicios de pérdida de peso para asegurarse de tener peso ideal antes embarcarse en su siguiente embarazo”, dijo Louise Silverton, directora de obstetricia del Royal College of Midwives.

 

 

Original 

(Visited 10 times, 1 visits today)

Etiquetas , , ,