Click – Clock

El tiempo es uno de los factores sobre los cuales no tenemos control, si a caso podemos administrarlo para sacar el mayor provecho de él según nuestras actividades y su prioridad, pero inevitablemente los segundos seguirán transcurriendo y cada uno de ellos irá formando parte del pasado y será imposible recuperarlo… por favor, reflexionemos seriamente sobre esto.

Si estuviéramos plenamente conscientes de esta realidad, sabríamos lo absurdo que es pasar largos periodos estando tristes o enojados, estancados en una misma situación.

Lo que intento decir con estas líneas es que está bien sentir tristeza, coraje, envidia o venganza; sí, está bien sentir todo esto pero lo que no es sano es llevar a cabo estos malos deseos y hacer de estos sentimientos un estado permanente en nuestras vidas y no hacer nada por desplazarlos de nuestra mente.

A veces estamos absortos en nuestros pensamientos, recordando ese justo momento en el que sentimos que fuimos humillados, o en el que pudimos hacer hecho las cosas de diferente manera o dándole vueltas a una misma situación intentando entender el por qué nos tocó vivir determinada situación, por qué no conseguimos eso que tanto queríamos, etcétera.
Si estás pasando por una etapa como ésta, te pido que hagas un alto. Imagina que vas en la carretera y llegas a una tiendita a comprar un refresco; ahora voltea hacia atrás y analiza el camino que llevas recorrido… puedo apostar a que no recuerdas en qué momento pagaste la cuota de la caseta, tampoco te diste cuenta que acabas de pasar una laguna hermosa seguida por un tramo de curvas muy cerradas y mucho menos te diste cuenta que saliste de la tienda sin pagar la bebida que ahora tomas.
¿Te das cuenta de todo lo que te perdiste por ir inmerso en tus pensamientos?, ¿cuánto tiempo más seguirás en el limbo? ¿En cuántas experiencias más vas a estar ausente?, ¿estás esperando a que algo mágico suceda para que tu vida empiece a cambiar y entonces sí puedas ser feliz?
Insisto, el tiempo transcurre, se acaba de ir el 2011 y el mundo sigue su maravilloso curso, de ti depende si estás involucrado o no con el presente, la diferencia ante cualquier situación siempre será la actitud que tomes al respecto.
Deseo fuertemente que si estás pasando por un bache como éste, te fastidies pronto de esa situación, te canses y comiences a vivir nuevamente y a conciencia.
Me atrevo a hacer una sugerencia: estés disfrutando de la vida o no, vive cada momento con todos tus sentidos, ponlos como en “estado de alerta”, escucha, huele, toca, ve y saborea, ¡pero presta verdadera atención! Así es como los momentos se graban en la memoria, así es como consigues distraerte de los pensamientos que no son sanos, así es como poco a poco retomas la alegría de vivir, así es como se logra adquirir nuevos conocimientos y experiencias, así es como descubres que el mundo tiene cosas hermosas, la mayoría son pequeños detalles que pocos aprenden a admirar y sobre todo a utilizarlos para hacer de cada momento algo agradable… el tiempo sigue transcurriendo, aprovéchalo, ¡Bienvenido el 2012!

(Visited 8 times, 5 visits today)