Urgen políticas para sordos

Urgen políticas para sordos

Cuando tiembla, cuando hay alguna emergencia no hay manera de que César Ernesto Escobedo, quien es una persona sorda, se percate y tome precauciones oportunas ante lo que está ocurriendo a su alrededor; es por eso que la comunidad sorda en general necesita, entre otros aspectos, de la instalación de alarmas luminosas en espacios públicos como aeropuertos, terminales de autobuses, oficinas gubernamentales, escuelas, universidades para estar alertas y salvar sus vidas en caso de desastre o situaciones de emergencia que en nuestro país son cada vez más frecuentes por los temblores.

Ante el Día Internacional de las Personas Sordas celebrado en México y el mundo, las asociaciones civiles y las comunidades sordas de todo México externaron las preocupaciones y necesidades de los sordos.

Derivado de esta celebración, la comunidad pide “de manera urgente la implementación de políticas públicas, el desarrollo de campañas de conciencia y sensibilidad dirigidas al público en general en torno a la cultura sorda, así como la toma de decisiones concretas para acciones inmediatas, entre otras: El reconocimiento de los Derechos Humanos de las personas auditivas al recordar los acuerdos firmados en la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las Personas Sordas, firmado por México en el 2006”, por lo tanto la comunidad “demanda el seguimiento y cumplimiento de todos los acuerdos de esta Convención que entró en vigor en nuestro país el 3 de mayo del 2008”.

De igual manera la comunidad sorda, representada en esta ocasión en parte por Escobedo, exige hacer valer el artículo 12 de la Ley General de las Personas con Discapacidad donde se señala que la Lengua de Señas Mexicana es una de las lenguas nacionales que forman parte del patrimonio lingüístico con que cuenta México.

“Algunas personas creen que la Lengua de Señas es Universal, no lo es, existe una lengua de señas Mexicana, LSM, y cada país aplica la suya. Adicionalmente la LSM, como el lenguaje oral, se modifica con el tiempo integrando palabras como Facebook, mensajes, MSM, correo electrónico, y las personas sordas de México han creado señas para este tipo de palabras”, explicó quien se formó en Nueva Delhi y obtuvo la licenciatura en estudios de Lengua de señas aplicada.

Falta capacitación en LSM

En este sentido, para Escobedo, joven mexicano -docente de Lengua de Señas en diversas instituciones y activista social en defensa de los Derechos Humanos de las personas Sordas- es necesario profesionalizar a los intérpretes formándolos de manera integral en facultades y centros de educación universitaria, pues es de todos sabido que los intérpretes que son oyentes (es decir aquellos que sí escuchan) en muchas ocasiones no cuentan con carreras ni formación universitaria, o bien, el conocimiento de señas que tienen proviene del contacto con sus familiares sordos lo cual impide que el trabajo realizado sea de calidad y fidedigno ante las personas sordas que se ven afectado su mensaje que no llega de la manera como debería llegar.

De igual manera, para la comunidad sorda mexicana es imprescindible que en todas las dependencias públicas exista un intérprete en Lengua de Señas Mexicana, como ocurre en países como Colombia, Paraguay, Ecuador y España.

En Europa, por ejemplo, hay aproximadamente 50 programas de formación en las instituciones formales para los intérpretes en lengua de señas, tanto en instituciones educativas públicas como privadas comenta Irlanda Martínez, primera intérprete calificada por la Asociación Nacional de Intérpretes en Lengua de Señas A.C. de Chihuahua. Hoy en México la tarea de instruir a las personas sordas está a cargo de la Dirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), sin embargo, únicamente se oferta hasta el nivel básico de secundaria, y al egresar de este nivel no cuentan con la opción para continuar con sus estudios a nivel superior.

EXCLUSIÓN EN UNIVERSIDADES PÚBLICAS

Esta comunidad plantea la urgente necesidad de que las universidades públicas “abran sus puertas a Sordos con intérpretes en Lengua de Señas Mexicana que deberán ser certificados para su contratación, y ser pagados por el Estado Mexicano y no por las familias de las personas sordas. Nuestras familias, es decir, las familias de las personas sordas, pagan impuestos, y por eso deben recibir intérpretes sin costo extra para nuestros padres”, declara Escobedo.

Esta comunidad promueve también el sistema de Capción Cerrado (C.C) en los medios de comunicación visual, así como el servicio de Video Relevo Teléfono Mexicano Gratuito a través de un proyecto con las compañías telefónicas. “Urge crear el Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Señas Mexicana, pues ya basta de que algunos oyentes-intérpretes se adueñen y lucren con la Lengua de Señas Mexicana”, agrega.

Para él “los dueños de la Lengua de Señas Mexicana son las personas sordas, pues somos los que mejor la conocemos, de ahí que el Estado Mexicano deba dar presupuesto para que nos formemos adecuadamente”, asegura.

Finalmente, el Comité Organizador del Día Internacional de las Personas Sordas expresó su reconocimiento al Consejo Nacional de las Personas con Discapacidad (Conadis), y a su Secretaría Técnica, Jesús Eduardo Toledano Landero, por su esfuerzo en la búsqueda de aperturas a la comunicación de las personas con discapacidad auditiva en México. Toledano Landero expresó que en México se tiene casi un millón de personas sordas.

 

 

Fuente 

(Visited 2 times, 1 visits today)

Etiquetas , ,