Su test dio positivo, sin embargo no se debía a un bebé sino a una enfermedad; los peligros del embarazo molar

Embarazo

Este tipo de embarazo debe ser tratado de inmediato ya que si el tejido que se desarrolla en el útero de la mujer, si no es removido en su totalidad, puede traer graves consecuencias.

No es muy común, pero tampoco es algo que no suceda nunca. Según las estadísticas reportadas por WebMD, 1 de cada 1500 embarazos, son de este tipo en Estados Unidos.

Se cree que está causado por un defecto cromosómico o un defecto entre el óvulo fecundado y el esperma que lo fecundó.

  • Existen dos tipos de embarazos molares

    1. Embarazo molar parcial:

    Se da cuando un óvulo es fertilizado por dos espermas. La placenta que comienza a desarrollarse es la que se convierte en el crecimiento anormal en el útero, y el feto que se forme no tiene esperanzas de sobrevivir por la gran cantidad de defectos que se producen en su formación.

    1. Embarazo molar total

    En este caso, un óvulo sin información genética es fertilizado. Al no tener información genética, no puede desarrollarse como un feto, sino que se desarrolla como un conjunto de crecimientos que en un ultrasonido se asemejan a “un racimo de uvas”.

    ¿Cuáles son los factores que incrementan las posibilidades de que una mujer desarrolle este tipo de embarazo?

    • La edad
    • La historia de embarazos molares previos
    • Un historial de pérdidas de embarazos
    • Una dieta baja en ácido fólico o en caroteno, que es principalmente baja en vitamina A.
  • Síntomas

    Algunos síntomas son los de un embarazo normal como la ausencia del período y las nauseas típicas de los primeros meses de un embarazo.

    Pero hay otros síntomas que debes conocer y que son típicos de este tipo de embarazos:

    • Sangrado vaginal
    • El útero es más grande de lo normal
    • Vómito y náuseas severas
    • Síntomas de hipotiroidismo
    • Palpitaciones irregulares en el corazón
    • Transpiración
    • Descarga vaginal de tejidos en forma de uvas

    Los ultrasonidos y un examen pélvico son los métodos que se utilizan para determinar la existencia de este tipo de embarazo. El tratamiento consiste en limpiar el útero eliminando todo el tejido o haciendo una histerectomía si la mujer ya no desea tener más hijos.

    Si aún deseas tener hijos, es importante que tu médico te coloque en anticonceptivos por los próximos 6 meses al menos para evitar un embarazo mientras todo sana en el interior.

    También existe una pequeña posibilidad de que este tipo de embarazo puedan terminar en cáncer, por ello es sumamente importante que te hagas atender ni bien sospeches de que algo está mal de que puedes estar embarazada.

 

 

Original.

(Visited 28 times, 1 visits today)

Etiquetas , ,