Regreso incierto para niños con discapacidad; se quejan de padres de familia

La educación a distancia fue inaccesible para niños con discapacidad y el regreso programado para el próximo lunes tiene el mismo sello,  acusaron padres de familia quienes se dijeron olvidados por parte de las autoridades.

Estamos ante un regreso a clases incierto, desprovisto de materiales o apoyos que faciliten la accesibilidad o la inclusión; tener algunos materiales doblados en lengua de señas o unas que otras cosas en braille y de vez en cuando rampas en las escuelas no hacen de la inclusión una realidad”, aseguró Nancy Anaya, mamá de un niño con autismo. 

Para los papás de niños con alguna discapacidad intelectual la modalidad híbrida será un reto doble porque no hay recursos ni herramientas que la faciliten. 

Ahora bien si los regresamos a las aulas y  se contagian, la inaccesibilidad a los servicios de salud se pone al descubierto porque  los médicos no saben cómo atender personas con autismo, porque el conocimiento sobre sus características y necesidades no lo tienen,  la inclusión en los servicios de salud es aún utópica en nuestro país, si bien hay guías de recomendaciones publicadas por nuestras autoridades de salud su contenido  dedica expresamente sólo 4 párrafos al autismo”, dijo Anaya

A menos de una semana del regreso a  clases, las autoridades de educación no han hecho menciones específicas para grupos de población con discapacidad y cómo sería su retorno a las actividades educativas. 

El documento Aprende en Casa. Estrategia para apoyar a las y los alumnos con discapacidad y aptitudes sobresalientes, publicado desde el año pasado, destaca una lista de 12 puntos para el regreso a clases presenciales, entre las que se encuentran distribuir al alumnado de forma equitativa en los salones, y de ser posible por el tipo de dificultades y apoyos que requieren, durante la contingencia sanitaria en los Centros de Atención Múltiple;  asignar, en la medida de lo posible, mayor supervisión por parte de un adulto;  tomar medidas extraordinarias del uso y limpieza de aparatos de apoyos: bastón, andadera o sillas de ruedas; aislar materiales de trabajo de difícil limpieza

Además, asignar un nivel de riesgo a cada familia y educando, con base en cuestionario y entrevistas; llevar un diario de salud y sintomatología en casa y escuela y tener a la mano datos de contacto de familia, profesionales de la salud y de servicios de derechohabiencia.

Fuentes de la Secretaría de Educación Pública (SEP) señalaron que  los Consejos Técnicos Escolares de las escuelas de educación especial están adaptando los protocolos sanitarios generales a las condiciones de cada plantel y del tipo de discapacidad que atiende y que estarán disponibles el viernes para los alumnos de cada  plantel

Ya no sé si vale la pena volver a las aulas, para mi hijo con autismo nunca han existido  muchas opciones, terminé pagándome cursos para aprender  y pagando servicios particulares para que continúe aprendiendo en casa, de esa manera logramos que la pandemia no detuviera sus avances, nosotros tenemos esa posibilidad, lamentablemente no todo mundo la tiene y muchos niños y jóvenes están a la deriva”, comentó Karla Galván Duque, mamá de Lorenzo

Para Obdulia Becerril, mamá de Diego, un joven con Asperger, el Estado dejó a las familias completamente abandonadas. 

Nos dejó con la responsabilidad de volvernos los maestros en casa y ahora nos está dando a elegir salud o educación”, lamentó. 

Antes de la pandemia, las brechas educativas de las personas con discapacidad ya eran una realidad, pues aunque la asistencia escolar es casi universal  entre la población de 6 a 14 años en el país alcanzando un 97 por ciento de cobertura, entre los  niños con discapacidad cae al 79.5 por ciento. 

Según la misma Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2017 (Enadis), el porcentaje de población con discapacidad sin escolaridad es siete veces mayor con 20.2 por ciento que el promedio nacional de 2.9 por ciento.

Original.

(Visited 1 times, 18 visits today)

Etiquetas , ,