DMT podría ayudar a tratar depresión: estudio

El DMT, dentro de la cultura de las drogas, es una sustancia alucinógena que produce efectos similares a las de otros psicodélicos como el LSD y los hongos. En un aspecto más general, el DMT es un compuesto químico que es biosintetizada naturalmente por plantas y animales, pero también puede ser producido en un laboratorio. 

Con la reciente conversación sobre las drogas alucinógenas y su posible papel dentro del tratamiento de enfermedades mentales como la depresión severa, se ha encontrado que algunas como la Ayahuasca y las microdosis de LSD pueden ayudar. Pero ¿qué hay del DMT?

¿El DMT como antidepresivo?

Esa pregunta se hizo un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, quienes hicieron un estudio exploratorio de la eficacia del DMT como tratamiento para la depresión severa. El trabajo fue publicado recientemente en el diario Neuropsychopharmacology, encontró que bajas dosis de DMT podían ser seguras y toleradas por pacientes que también se beneficiaron de efectos antidepresivos. 

El trabajo señaló que los síntomas depresivos en pacientes con Trastorno depresivo mayor, reducían considerablemente los síntomas, mientras que no sufrieron de algún tipo de efecto secundario negativo. 

Para el estudio, a los participantes se les dieron dos dosis intravenosas de DMT. Después se midieron los niveles de depresión usando la escala HAMD-17 la cual sirve para medir la depresión de una persona basándose en 17 preguntas y una puntuación de 0 a 52. Entre más alta la puntuación, más deprimida está una persona. 17 es el número en el que comienza una depresión moderada a severa. 

Hombre con depresión mirando por la ventana triste

Primero los pacientes recibieron una dosis pequeña de 0.1mg por kg de peso, lo cual no era lo suficientemente alto para sentir los efectos del DMT. En los resultados, los niveles de depresión bajaron pero no en una cantidad considerable. A los pocos días se les dio una dosis mayor de 0.3mg, siendo suficiente para sentir los efectos de la droga, y aquí los niveles de depresión bajaron un promedio de 4.5 puntos de la base, lo cual fue considerada una caída importante, además de que los efectos fueron relativamente rápidos. 

Una parte importante del estudio fue evaluar la seguridad y la tolerancia de los pacientes. Lo único que se encontró fue que, al inicio de la dosis, los sujetos experimentaron un alto ritmo cardiaco y alta presión, pero se redujeron después de 20 a 30 minutos. Sólo un paciente tuvo efectos más negativos causados por lo anterior pero no hubieron consecuencias a largo plazo.

Lo que debemos considerar

El estudio está apenas en su primera fase, mientras que no se han realizado las pruebas clave para determinar si, en efecto, el DMT puede usarse como tratamiento para enfermedades mentales. La muestra es muy pequeña y se tienen que hacer estudios sobre el impacto a largo plazo del tratamiento, ya que no se ha considerado si los pacientes pueden desarrollar tolerancia con el tiempo, o si puede tener efectos negativos. Por lo tanto, aunque parezca claro que el DMT ayuda, aún se necesitan múltiples estudios para determinar si en efecto es seguro y si realmente puede servir a largo plazo. 

Lo mismo sucede con las terapias que hemos escuchado con otro tipo de drogas como el LSD o la Ayahuasca. Aunque estas drogas parezcan tener un efecto antidepresivo, tenemos que ver su efecto a largo plazo y revisar más conclusiones sobre su efecto terapéutico, además de si puede tener efectos negativos en otros trastornos mentales. 

Finalmente, tenemos que recordar que este es un estudio controlado con dosis bajas y no significa que consumir DMT ayude a la depresión. ¿Quedó claro? 

Original.

(Visited 1 times, 9 visits today)

Etiquetas ,

Deja una respuesta