Cómo manejar el estrés, tristeza y depresión durante la época de Año Nuevo

Cómo manejar el estrés, tristeza y depresión durante la época de Año Nuevo

La temporada de anõs nuevo a menudo trae invitados no deseados: estrés y depresión.

Las festividades a menudo representan una gran variedad de ocupaciones: cocinar, comprar, hornear, limpiar y entretener, por nombrar solo algunas. Y si la enfermedad del coronavirus 2019 (covid-19) se está extendiendo en su comunidad, es posible que sienta estrés adicional o que se preocupe por su salud y la de sus seres queridos.  

Añada la tristeza por el aislamiento y una temporada navideña en la que tal vez no podrá reunirse con sus seres queridos ni viajar debido a la pandemia.

Pero con algunos consejos prácticos, puedes minimizar el estrés que acompaña a las vacaciones. Incluso puede terminar disfrutando de esta temporada más de lo que pensaba.

Dese permiso para sentir

Si alguien cercano a usted murió recientemente o no puede estar con sus seres queridos por otras razones, tenga en cuenta que es normal sentir tristeza y dolor. Está bien tomarse un tiempo para llorar o expresar sus sentimientos.

Recuerde, no puedes obligarse a ser feliz solo porque es la temporada navideña. El duelo es real y debe darse el tiempo para sentirlo.

Conectarse. Si se siente solo o aislado, busque la manera de participar eventos comunitarios, religiosos o sociales. Muchos pueden tener sitios web, grupos de apoyo en línea, sitios de redes sociales o eventos virtuales y pueden ofrecer apoyo y compañía.

Si siente estrés durante el periodo vacacional, también puede ser útil hablar con un amigo o familiar sobre sus preocupaciones. La tecnología ayuda, ya sea a través de mensaje de texto, una llamada o un chat de video.

Ofrecer su tiempo como voluntario o hacer algo para ayudar a otros también es una buena manera de levantar el ánimo y ampliar sus amistades. Por ejemplo, considere dejar una comida y un postre en la casa de un amigo durante las vacaciones.

Ser realista. Este periodo vacacional de fin de año no tiene por qué ser perfecto y ni lo compare con el año pasado. A medida que las familias cambian y crecen, las tradiciones y los rituales a menudo también cambian. Elija algunas tradiciones a las que quiera aferrarse y esté abierto a crear otras nuevas. Por ejemplo, si sus familiares no pueden ir a su casa debido al distanciamiento social, busque nuevas formas de celebrar juntos, como compartir fotos, correos electrónicos o videos. O reúnase virtualmente en una videollamada.

Dejar a un lado las diferencias. Trate de aceptar a sus familiares y amigos tal como son, incluso si no cumplen con todas sus expectativas. Deje a un lado las quejas hasta un momento más apropiado para la discusión. Y sea comprensivo si otros se enojan o angustian cuando algo sale mal. Es probable que también sientan los efectos del estrés y la depresión de la temporada.

Apegarse al presupuesto. Antes de hacer sus compras de regalos y alimentos, decida cuánto dinero puede gastar. Entonces apégate a tu presupuesto. No intente comprar la felicidad con una avalancha de regalos. También puede adoptar nuevas medidas:

  • Donar a una organización benéfica en nombre de alguien
  • Obsequiar regalos caseros
  • Iniciar un intercambio de regalos en su familia o círculo de amistades

Planifique con anticipación. Reserve días específicos para ir de compras, hornear, conectarse con amigos y otras actividades. Considere si puede comprar en línea algunos de sus artículos. Planifique sus menús y luego haga su lista de compras. Eso ayudará a evitar la lucha de última hora. Y asegúrese de contar con ayuda para la preparación de comidas y la limpieza.

Aprende a decir no. Decir que sí cuando debería decir que no puede hacer que se sienta resentido y abrumado. Los amigos y colegas entenderán si no puede participar en todos los proyectos o actividades.

No abandone los hábitos saludables. No dejes que la temporada de fin de año —tiempo de frío— se conviertan en abandono a sus hábitos saludables. El exceso de indulgencia solo aumenta el estrés y la culpa. Otras opciones:

  • Coma un bocadillo saludable antes de las comidas navideñas para no excederse con los postres, los banquetes y las bebidas
  • Consuma comidas saludables
  • Duerma lo necesario… o un poquito más. Descanse
  • Incluya la actividad física regular en su rutina diaria
  • Prueba ejercicios de respiración profunda, meditación o yoga
  • Evite el consumo excesivo de tabaco, alcohol y drogas

Tómese un respiro. Tómarse un receso es saludable. Encuentre una actividad que disfrute. Por ejempo, pasar solo 15 minutos y sin distracciones, puede refrescarlo lo suficiente para afrontar todas sus responsabilidades. Algunas opciones pueden incluir:

  • Dar un paseo por la noche y observar las estrellas
  • Escuchar música relajante o, ver un concierto de su estílo de música favorita.
  • Leer un libro nuevo o (volver a leer) uno de sus favoritos

Busque ayuda profesional si la necesita. A pesar de sus mejores esfuerzos, es posible que se sienta constantemente triste o ansioso, plagado de dolencias físicas, incapaz de dormir, irritable y desesperanzado, e incapaz de afrontar las tareas rutinarias. Si estos sentimientos duran un tiempo, hable con su médico o un profesional de la salud mental.

Original.

(Visited 1 times, 6 visits today)

Etiquetas , ,