Alga espirulina: contraindicaciones y precauciones

Alga espirulina: contraindicaciones y precauciones

Una de las algas más conocidas y consumidas en los últimos tiempos es la espirulina, un alga marina de color verdoso y que tiene una gran cantidad de nutrientes esenciales para el organismo, por eso, actualmente muchas personas la consumen como complemento a su dieta.

Pese a sus beneficios para la salud, lo cierto es que existen ciertas contraindicaciones que debemos tener en cuenta. Los efectos adversos suelen aparecer en casos en los que se toma espirulina de manera excesiva o si tienes alguna condición crónica que afecte tu salud y por la que te mediques.

Aquí te indicamos las principales contraindicaciones y precauciones del alga espirulina para que, así, puedas tomarla con la máxima prudencia.

5 contraindicaciones del alga espirulina

Actualmente, muchas personas toman alga espirulina como un suplemento diétetico, ya que es un ingrediente natural que nos aporta una gran cantidad de beneficios para el organismo. Entre sus efectos positivos destacamos su capacidad para reforzar nuestras defensas, su acción antioxidante y sus propiedades para depurar el organismo. Sin embargo, si la tomamos en exceso o la combinamos con ciertos fármacos, esta alga puede resultar contraproducente y provocarnos efectos adversos.

Aquí te dejamos una lista de las contraindicaciones del alga espirulina más importantes.

No recomendada en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia

El alga espirulina no se debe consumir en el caso de estar encinta o de estar amamantando a un bebé. En estos momentos se debe ir con sumo cuidado y evitar incorporar cambios en nuestros hábitos y nuestra alimentación sin antes consultar con un médico.

Pacientes con enfermedades en la tiroides

No se recomienda el consumo de alga espirulina en el caso de padecer alguna enfermedad que esté relacionada con el funcionamiento de la tiroides (hipotiroidismo e hipertiroidismo). El motivo es que esta alga es muy rica en yodo y, por tanto, puede alterar su funcionamiento.

Personas con problemas en los riñones

En el caso de padecer insuficiencia renal o de cualquier otro problema en los riñones tampoco se debe consumir este complemento natural. El motivo es que estos pacientes deben controlar el consumo de proteínas en la dieta y el alga es rica en dicho nutriente, por lo que no está en absoluto recomendado.

Enfermos de gota

Otra de las contraindicaciones del alga espirulina es para los pacientes de gota, una afección que aparece por un exceso de ácido úrico en la sangre. Esta alga cuenta con un tipo de aminoácido que podría empeorar la condición y, por tanto, debemos evitar su ingesta.

Personas sometidas a tratamientos médicos

En el caso de que estés tomando medicación de forma habitual o que te estés sometiendo a tratamientos médicos, es importante consultar con un experto antes de introducir esta alga a tu dieta. Y es que la espirulina puede reducir la eficacia de los fármacos o minimizar sus efectos.

Estas son las precauciones más importantes a tener en cuenta si quieres tomar alga espirulina. Sin embargo, en líneas generales debes saber que es un suplemento alimenticio muy beneficioso y saludable. No debes excederte en su ingesta, ya que una toma excesiva puede acarrear dolores en la barriga, mareos, malestar, etc.

Original.

(Visited 1 times, 22 visits today)

Etiquetas ,