Cómo influye la vitamina D en la fertilidad y el embarazo

La vitamina D constituye uno de los micronutrientes más completo para la salud del ser humano. Sin ir más lejos, es uno de los pocos elementos nutritivos capaz de hacer frente al Covid-19 como tratamiento. Sin embargo, también ofrece beneficios en un aspecto tan distanciado como la fertilidad y el embarazo.

Hablamos de la importancia de la vitamina D frente al Covid-19, porque investigadores del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han conseguido dar un fármaco a base de calcifediol (forma activa de vitamina D) capaz de reducir ingresos en UCI de pacientes Covid y evitar fallecimientos.

La vitamina D presenta una complicación al mundo de la salud; ya que es una de las más importantes para el ser humano, pero una de las más difícil de incorporar al organismo; o la más fácil, dependiendo de la zona geográfica en la que viva cada persona.

La importancia del sol

Y es que la principal fuente de vitamina D es el sol. Es decir, la piel del cuerpo humano es capaz de producir vitamina D gracias a su exposición al sol. No obstante, es necesario limitar la exposición a los rayos ultravioletas del sol, por sus efectos perjudiciales para la salud.

El sol es necesario para producir vitamina D
Sol en el atardecer-Pexels

Además, también podemos incorporar la vitamina D a través de los alimentos, aunque existen pocos que incluyan este micronutriente entre su composición; como los pescados grasos, yema de huevo, productos lácteos, aguacate, yogur natural o algunos tipos de hongos.

La pandemia del Covid-19 ha puesto de manifiesto la deficiencia de la vitamina D entre la población mundial. Un estudio realizado en España ha determinado que el 52% de los españoles tiene déficit de este micronutriente; un porcentaje que alcanza el 60% en mujeres embarazadas y hasta un 80% en personas mayores.

El papel de la vitamina D en la fertilidad y el embarazo

Hablando de la importancia de la vitamina D, un estudio realizado en Estados Unidos ha comprobado que este micronutriente juega un papel clave en la mejora de la fertilidad y durante el embarazo. Además, ayuda a evitar abortos espontáneos.

embarazada vitamina D
Mujer embarazada tomando un suplemento vitamínico

La citada investigación señala que los beneficios de la vitamina D son efectivos solamente cuando los niveles se corrigen antes del embarazo. Por ello, el estudio concluye que las mujeres deben aumentar los niveles de este micronutriente antes de intentar la concepción; tanto las que pretendan quedarse embarazadas de forma natural como mediante reproducción asistida.

Los niveles óptimos de vitamina D ayudan a la concepción y previenen determinadas complicaciones de salud durante el periodo de gestación; como preeclampsia, restricción del crecimiento intrauterino o diabetes gestacional.

Además, este micronutriente está implicado en la absorción del calcio y en la reproducción humana a través del sistema inmunológico. De ahí su trascendencia antes de la concepción del bebé y durante el periodo del embarazo, tanto para la madre como para el bebé.

Por otra parte, otros estudios encaminados en la misma dirección, aseguran que la vitamina D también mejoran la fertilidad de los hombres. Concretamente, este micronutriente genera efectos positivos en los parámetros seminales de movilidad y recuento de espermatozoides.

Alimentos que aportan vitamina D

La vitamina D es un micronutriente particular y se encuentra en un reducido grupos de alimentos. Sin embargo, todos ellos lo podemos obtener de forma fácil en cualquier supermercado de barrio y proceder a su consumo sin mayores inconvenientes. Entre ellos destaca:

  • Pescados grasos: Atún, arenque, salmón, sardinas, boquerones o caballa.
  • Algunos mariscos.
  • Productos lácteos.
  • Yema de huevo.
  • Yogur natural.
  • Aguacates.
  • Hígado de ternera.
  • Aceite de hígado de bacalao.
  • Diversas variedades de hongos.

Cabe destacar que los champiñones y hongos presentan una característica similar a los seres humanos. Y es que estos alimentos expuestos a los rayos ultravioletas del sol tienen la capacidad de producir vitamina D por sí solos. Así, los champiñones que han recibido mayor cantidad de sol ofrecerán mejores proporciones de este micronutriente al organismo.

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas ,