27 años del suicidio de Kurt Cobain a los 27: pobreza, drogas, depresión y un grito de ayuda

27 años del suicidio de Kurt Cobain a los 27: pobreza, drogas, depresión y un grito de ayuda

En un periodo de exactamente dos años, entre 1969 y 1971, desaparecían trágicamente cuatro legendarios músicos que darían lugar a la leyenda del Club de los 27. Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison nos dejaban a la misma edad a la que lo haría un 5 de abril de 1994 Kurt Cobain. Ese día el cantante de Nirvana se atrincheró en una habitación sobre el garaje de su casa en Seattle, colocó un taburete contra la puerta y se encerró para escribir la que sería su carta de despedida.

El informe de toxicología posterior a su suicidio confirmó que tenía una cantidad enorme de heroína en su organismo y una herida de bala en la cabeza. El traumático suceso, aumentado por el dolor de sus millones de fans, ha dado lugar a una serie de teorías de la conspiración que todavía flotan en el ciberespacio.

Lo que se tiende a olvidar es que el cantante ya había vivido pocas semanas antes de su muerte otro incidente relacionado con las drogas que a punto estuvo de costarle la vida.

Kurt Cobain estaba por entonces inmerso en una imparable trayectoria de miseria, depresión y tendencias suicidas. El icono del grunge despreciaba la enorme fama y popularidad de la que disfrutaba entonces. Artista atormentado, no muchos años atrás estaba trabajando como conserje de su antiguo instituto y viviendo en su coche o incluso bajo un puente. Según el escritor Bob Sullivan, en la cúspide de la fama de Nirvana, aseguró que deseaba dejarlo todo y ser simplemente un músico secundario en Hole, la banda de su mujer, Courtney Love.

Pero según el antiguo mánager de Nirvana, Danny Goldberg, Kurt “definitivamente quería ser famoso, y trabajó mucho para conseguirlo. Diseñaba las camisetas de la banda, estaba al tanto de cada crítica y de cada entrevista y de la frecuencia con la que aparecían sus vídeos en la MTV”.

Esa dualidad era parte del encanto de Cobain y también una de sus torturas. Puede que quizá hasta una de las causas de que semanas antes de su suicidio real, estuviera a punto de quitarse la vida. Si no fuera porque Courtney Love estaba allí, habría muerto entonces.

Foto:  Kurt Cobain, un año antes de su muerte. (Cordon Press)

El cantante se encontraba en Roma y había perdido la voz debido a un dolor de garganta, por lo que debió cancelar su gira europea. Cobain atravesaba una fuerte depresión y esperaba la llegada a la capital italiana de Love. La artista recuerda que su marido la llamó cuando ella estaba tocando en España: “Odiaba todo, a todos. Odiaba, odiaba, odiaba”.

A su llegada a Roma, en su habitación de hotel ambos estuvieron cenando y bebiendo. Según Love, a la mañana siguiente se encontró a Cobain inconsciente. Se había tomado 50 pastillas de Rohypnol. La ambulancia llegó a tiempo y el músico fue trasladado al hospital, donde le hicieron un lavado de estómago. En una entrevista con la revista ‘Rolling Stone’, Love recordaba: “Había un claro impulso suicida, de estar tragando y tragando pastillas. Maldita sea”.

Love también confesó que aquella noche casi fatal, Cobain había dejado una nota de suicidio, que decía: “El doctor Baker dice que debo elegir entre la vida y la muerte. Elijo la muerte”.

Original.

(Visited 1 times, 3 visits today)

Etiquetas ,

Deja una respuesta