WhatsApp no quiere infringir tu privacidad, quiere lucrar mejor contigo

WhatsApp no quiere infringir tu privacidad, quiere lucrar mejor contigo

La nueva política de privacidad de WhatsApp causó revuelo, ya que de inmediato se multiplicaron las preocupaciones asociadas a la privacidad en la aplicación.

Para algunos aquellas aprensiones estaban justificadas debido a los problemas recurrentes que han afectado a Facebook en esta materia, ya que la red social por excelencia compró a la plataforma de mensajería en 2014 y desde ese año ha sido parte de incontables polémicas. Ahí está, por nombrar al ejemplo más relevante, lo que sucedió con Cambridge Analytica y la elección presidencial que ganó Donald Trump.

Pero aunque el gigante creado por Mark Zuckerberg es el que determina a todo lo que sucede en WhatsApp, los nuevos cambios no involucran ningún compromiso con la privacidad de los mensajes que están protegidos por una encriptación de extremo a extremo que garantiza que solo el emisor y su destinatario tengan acceso a cada mensaje.

De ahí que los cambios de la política de privacidad no apuntan a permear a la privacidad, lo que realmente marcaría el fin de la aplicación, sino que más bien está dirigido al gran objetivo de Facebook: obtener el mejor perfil de cada uno de sus usuarios a través de los intercambios de información entre todas sus aplicaciones, incluidas Instagram y WhatsApp. Eso inevitablemente implica aumentar sus oportunidades de lucro con sus aplicaciones gratuitas.

El ecosistema de Zuckerberg se sube al carrito

El norte de Facebook siempre ha sido atrapar a la gallina de oro publicitaria para dirigir cada campaña a su mejor público, ya que lo anterior implica directamente que los ingresos de la compañía se eleven al contar con una plataforma más efectiva para los avisadores.

Así lo explicó la propia compañía en una aclaración pública realizada en medio de las preocupaciones de sus usuarios. Así explicó que el nuevo cambio: “incluye modificaciones relacionadas con los mensajes que se envían a empresas a través de WhatsApp, lo cual es opcional, y proporciona una mayor transparencia con respecto a la forma en que recopilamos y usamos los datos”.

La modificación también refleja las intenciones de Facebook para generar transacciones comerciales dentro de sus propias aplicaciones, convirtiéndose también en parte de la comunicación de los proveedores, por lo que recientemente presentó información sobre la experiencia de compra en WhatsApp con la implementación de carritos que las empresas pueden implementar a través de la aplicación WhatsApp Business.

“Con las funciones comerciales de marca Facebook, como las tiendas, algunas empresas podrán mostrar sus bienes directamente en WhatsApp a fin de que las personas puedan ver los artículos disponibles para la venta. Si los usuarios eligen interactuar con Tiendas, se podrá usar la actividad de compra para personalizar la experiencia con las tiendas y los anuncios que cada usuario ve en Facebook e Instagram”, detalló el comunicado de WhatsApp.

En todo ese escenario, lo importante radica en el hecho de que para lograr su objetivo publicitario, cada usuario de las aplicaciones de Facebook ha aceptado entregar no solo la información básica, incluyendo el número telefónico, sino que también el tiempo de uso, los datos técnicos de cada aparato o la localización geográfica estimada, entre otros elementos que pueden ser utilizados con fines publicitarios.

Al mismo tiempo, el ecosistema de la compañía de Zuckerberg busca potenciar la interacción entre sus propias plataformas, por lo que cada vez será más recurrente ver cómo WhatsApp, Instagram e Facebook se fusionan para pulir la presentación de anuncios mencionada en el comunicado de la compañía.

Este nuevo cambio en la política no afecta a los usuarios de Europa, ya que las autoridades de la Unión Europea han implementado, a través de su normativa de protección de datos, barreras certeras para impedir este tipo de intercambio de información entre Facebook y WhatsApp.

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas