Una joven con parálisis cerebral toca el arpa con la mirada

Alexandra Kerlidou es una joven de 21 años que, debido a la parálisis cerebral que sufre, no puede ni hablar ni mover las manos. Sin embargo, los grandes avances en tecnología le permiten disfrutar de una de sus grandes pasiones: la música. Gracias a un programa llamado Eyeharp ha sido capaz de ofrecer un concierto desde su silla de ruedas.

Solo con su mirada, Kerlidou puede tocar el arpa desde la distancia. El programa está basado en la tecnología de seguimiento ocular: el ojo se posa en cada una de las notas de la pantalla, haciendo posible que toque hasta un máximo de cuatro notas por segundo. No es tan fácil como pudiera parecer, pues su creador, Zacharias Vamvakousis, asegura que se requiere mucha concentración y disciplina para evitar que los ojos se desvíen demasiado.PUBLICIDAD

La herramienta no solo se adapta al arpa, sino que lo hace a 25 instrumentos diferentes, y ha sido descargada ya por cerca de 2.000 personas. “Me sentí extraña, nunca me había imaginado algo así”, desvela Alexandra sobre el primer momento en que la probó.

El origen del invento

Para llevar a cabo su creación, el científico y músico sacó su ingenio tras un accidente de moto de un amigo, poco antes de que tocaran juntos en un concierto de música. “Al principio no estaba claro si sería capaz de mover los brazos, las manos y volver a tocar“.

Entonces, en ese momento, el creador asegura que se dio cuenta de la “necesidad de este tipo de tecnología”, que sigue los movimientos del ojo para realizar los comandos. Después de muchos esfuerzos por parte de los que lo usan, la reacción la primera vez suele ser de emoción. “La mayoría de los niños comienzan con el sonido de la batería sólo para hacer ruido, sólo para interactuar con el entorno en este momento”.

Original.

(Visited 1 times, 2 visits today)

Etiquetas