Miedo a volverse loco: ¿tiene relación con la Ansiedad?

Locura

¿Me estoy volviendo loco?

A menudo escucho esta pregunta en mis pacientes debido a la gran angustia que sienten en determinados momentos y los síntomas de ansiedad que les hacen sentir que pierden el control de sí mismos.

Si a ti también te ha pasado por la cabeza esta misma pregunta​, déjame decirte que es algo que suele ocurrir y que a pesar de la enorme angustia que te genera y el miedo que te provoca el imaginar que puedas perder el control de ti mismo hasta el punto de volverte loco eso es algo que no tiene porqué ocurrir ya que es tu misma ansiedad la que te está generando ese miedo y todas esas sensaciones desagradables que te hacen sufrir.

La definición de volverse loco puede ser muy amplia y variada a nivel popular y seguramente tú mismo tengas tu propia definición para ello.

¿Qué es para ti volverse loco?

Seguramente te cueste responder esta pregunta porque por tu miedo estás juntando con tu respuesta una gran carga emocional y esto te puede impedir pensarlo con claridad.

Independientemente de lo que hayas respondido, créeme si tuvieras algo muy grave a nivel mental, lo más probable es que no estuvieras preocupándote por esta cuestión.

Lo que ocurre en realidad es que la ansiedad nos juega muy malas pasadas.​

​¿Qué síntomas de tu ansiedad te llevan a pensar: me estoy volviendo loco?

Como habrás ido viendo en otras entradas del videoblog los síntomas de la ansiedad pueden ser diferentes en función de cada persona, ya que cada uno somos un mundo y tiene también su propia forma de expresarla. Aún así hay algunos síntomas que son los más comunes y que se suelen repetir en casi todas las personas que tienen ansiedad:

– Dificultad para respirar o hiperventilación.

– Palpitaciones y taquicardias.

– Sensación de hormigueo en algunas partes del cuerpo, cara, extremidades, manos, …

– Sensación de falta de saliva, boca seca.

– Sudor frío.​

– ​Entre otros.

Posiblemente estos síntomas que he mencionado aquí arriba no sean los que te hagan pensar «me estoy volviendo loco», sino más bien otros que tienen que ver con la RESPUESTAS DEL PENSAMIENTO:

– Preocupación intensa.

– Pensamientos recurrentes e incontrolables de desesperanza, de fracaso y de incapacidad.

– Desorientación.

– ​Sensación de pérdida de control sobre tu cuerpo.

– Pensamientos recurrentes e incontrolables que te asustan en los que puede aparecer por ejemplo, la idea de dañar a alguien o dañarte a ti mismo.​

– Miedo intenso a tener un pico de ansiedad ante determinadas situaciones en las cuales antes te movías con normalidad y que ahora haces todo lo posible por evitarlas. Por ejemplo, situaciones sociales, lo cual guarda relación con la ansiedad social.

-​ Gran dificultad para concentrarte.

– Incapacidad para tomar decisiones debido a la sensación de inseguridad que sientes.​

– Entre otros.

¿Qué hay a nivel inconsciente detrás de esos pensamientos?

Para comprender lo que te está queriendo decir tu inconsciente cuando sientes esa sensación de me estoy volviendo loco, hay que ir más allá de lo visible, de lo aparente de los pensamientos, y comprender qué está ocurriéndote a ti en particular y qué es lo que te están queriendo decir a ti esos pensamientos. Sería algo así como entender su sentido metafórico.

Como siempre te comento, puede ser que tú solo no consigas llegar hasta ahí porque no es fácil y para descubrir y trabajar sobre esto muchas veces resulta necesario entrar en un proceso de psicoterapia.

​Pero para que puedas empezar a pensar lo que te está ocurriendo desde otra perspectiva:

Vamos a partir de esta base:

Esos pensamientos que te abruman te están queriendo transmitir un mensaje, y lo hacen de una manera encubierta y aunque esto a veces pueda asustarte, vamos a pensarlos yendo un poquito más allá de lo que nos están diciendo aparentemente, vamos a interpretarlos como una metáfora cuyo sentido tenemos que descubrir.

Esto dicho así te puede resultar algo confuso, vamos a verlo de una forma más clara mediante el siguiente EJEMPLO:

​Imagina que una de las cosas que te ocurren es que tienes una gran necesidad de controlar todo, tus cosas, cada paso que das intentas medirlo, antes de hacer algo lo piensas y lo vuelves a pensar, y lo mismo te ocurre con las demás personas, de un modo u otro intentas controlar lo que hacen o dicen. Esta necesidad de control y los pensamientos que de ella se derivan tienen que ver con algo más profundo en ti.

El mensaje aparente puede ser querer que salga todo perfecto, que todo esté bien.

Pero el mensaje metafórico, y ahí depende de cada persona y su historia, (puesto que esto no es algo que se pueda interpretar de una forma general sino que se tiene que ver y trabajar de una forma totalmente personal), pero a modo de ejemplo como mensaje encubierto bajo la necesidad de control puede haber una profunda inseguridad personal y baja autoestima.

En este caso, es posible, que la necesidad de control venga a ser una manera de tapar la angustia que generan esos sentimientos de inseguridad​, y de este modo sientes una forma de retomar la riendas, aunque pueda ser una manera fallida y poco funcional ya que te produce una serie de consecuencias desagradables que te generan tensión y ansiedad puesto que es imposible controlarlo todo aunque de una forma inconsciente lo puedas ver viable.

¿Cuál sería la solución en este ejemplo?​

Destapar esa inseguridad personal que se halla tapada en la base (de este ejemplo) y revisar qué te hace sentir inseguro, trabajar sobre esto en profundidad para que logres obtener seguridad en ti mismo, conocerte mejor, saber qué quieres y qué no quieres en la vida, actuar en consecuencia y a su vez, mejorar tu autoestima. Todo este trabajo permitirá que encuentres otras maneras más sanas de funcionar que no tengan porqué ver con querer controlarlo todo.

Descubrir y trabajar desde tu esencia, será lo que dará lugar a que superes tu ansiedad.

​¿Cómo puedes recuperar la calma frente al miedo a volverte loco?

​En primer lugar, ESCUCHA qué te está queriendo decir tu miedo, intenta analizar lo que te está pasando para poderlo comprender a un niveles más profundo, como hemos visto en los puntos anteriores de este artículo y trabajar sobre él.

Otras cosas que te van a ayudar son:

  • Libera la tensión física y emocional acumulada: para ello puede irte bien practicar algún ejercicio físico, como por ejemplo, salir a correr, ponerte a saltar, hacer flexiones o realizar deporte. U otras actividades que pueden ser: bailar, cantar, escribir, dibujar…
  • Aprende a relajarte y tomar consciencia de tu cuerpo y de ti mismo: ejercicios que van muy bien para esto son la práctica de yoga, meditación, tai-chi, …
  • Deja fluir tus emociones y exprésalas: si necesitas llorar, llora; si necesitas gritar, grita en una almohada; si necesitas sacar tu rabia y frustración, golpea un cojín cuantas veces lo sientas o rompe papeles en trocitos y lánzalos fuertemente contra la pared. Este ejercicio consiste en sacar fuera las emociones sin hacerte daño y sin dañar a nadie.

Te dejo a continuación un vídeo con una música de relajación que me encanta, por si te apetece escucharlo durante mientras realizas alguna actividad. A mi me transmite mucha calma:

Ten presente que el miedo a volverte loco es un miedo y hay que tratarlo como se tratan los miedos, analizándolos y enfrentándolos.

Como siempre te digo, si ves que tú solo no logras superar tu ansiedad, pide ayuda profesional.

 

Original.

(Visited 1 times, 11 visits today)

Etiquetas ,