La edad influye en la sordera más que los antecedentes familiares y el género

Un estudio de investigación realizado por las universidades de Burgos y Cantabria muestra que la edad es uno de los factores más relevantes a la hora de desarrollar sordera o hipoacusia. En las personas de mayor edad existe más probabilidad de tener deficiencias auditivas. El estudio concluye que los problemas auditivos en antecedentes familiares no son tan relevantes y revela que las mujeres en general tienen mejor audición que los hombres.

El objetivo del análisis fue determinar la influencia de varios factores en el hecho de desarrollar en un futuro problemas auditivos, como son la edad, el género y los antecedentes familiares al respecto. Cada factor se analizó tanto de forma independiente como combinada, con el fin de poder establecer un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado. En ambos casos, el factor menos relevante fue la existencia de esos antecedentes, seguido del sexo y por último la edad, siendo el que más destacó.

La muestra se realizó sobre 1418 trabajadores de distintas edades procedentes de varias empresas españolas. Especialistas en higiene industrial tomaron medidas del ruido en los lugares de trabajo con sonómetros y dosímetros. Asimismo, se realizaron pruebas audiométricas en cabinas insonorizadas por médicos. Cada individuo se sometió a una audiometría, una prueba que evalúa la capacidad sonora. Además, se realizaron encuestas para conocer sus hábitos y su propia percepción de agudeza auditiva.

También se confirmó la existencia de una mayor salud auditiva en las mujeres: “las mujeres presentan mejor audición que los hombres”, afirmó Jesús Barrero, “en parte por su naturaleza y en parte porque generalmente desempeñan puestos de trabajo menos ruidosos a lo largo de su vida laboral”.

Los investigadores concluyeron que su trabajo fundamentó aquellos estudios que encuentran que la audición empeora con la edad, que el oído también se deteriora con la edad y que, independientemente del tipo de exposición al ruido experimentado, se producirá una pérdida auditiva. Esto confirma que la presbiacusia es un fenómeno biológico “al que nadie es inmune, que se vuelve más prevalente con la edad”.

El estudio ha sido desarrollado por los profesores de los Departamentos de Economía y Administración de Empresas y de Ingeniería de Organización de la Universidad de Burgos Jesús Barrero, Miguel Ángel Mariscal, Susana García Herrero y Eva M. López-Perea y el profesor de la Universidad de Cantabria Sixto Herrera.

Original.

(Visited 1 times, 16 visits today)

Etiquetas