El valor educativo de los juguetes sencillos para los pequeños

El valor educativo de los juguetes sencillos para los pequeños

La profesora de psicología del desarrollo de la Universidad Abat Oliba CEU Clara Valls ha recomendado juguetes sencillos para los más pequeños porque «abren muchas posibilidades de uso» y «promueven la imaginación por encima de los más estructurados».

En la infancia, el juego «es algo más que un entretenimiento» ya que «se trata del acto de aprendizaje por excelencia» a partir del que adquirir todas las competencias que deben desarrollar los niños, como las emocionales, comunicativas, motrices e, incluso, de razonamiento matemático o espacial, ha indicado Valls en un comunicado.

Por ello, ha remarcado que la elección de un juguete como regalo de Navidad «también tiene una dimensión educativa que conviene tener en cuenta».

Para edades tempranas, entre 1,5 y 5 años, Valls ha recomendado «dar prioridad a los juguetes que propician la manipulación de objetos y el juego simbólico, que es lo que permite interiorizar aprendizajes».

En cambio, ha advertido de que la sofisticación que la digitalización pone al alcance del sector del juguete, con materiales «más estructurados y funciones más definidas», como sería el caso de juegos con botones que accionan sonidos y movimientos, «no siempre es lo más recomendable en niños pequeños».

También ha recomendado «limitar la exposición a las pantallas en los más pequeños» ya que «debe primar la necesidad de manipulación de los objetos para poder interiorizar los aprendizajes» a la vez que ha advertido de los efectos negativos en el sueño de los niños del uso de las pantallas.

En el contexto de la actual pandemia, «se ha multiplicado el número de horas que los menores pasan en casa y los padres han tendido a ser más permisivos con el uso de pantallas», ha afirmado Valls.

Al respecto, ha recomendado que los padres «se sienten con sus hijos y se conviertan en sus compañeros de juego, representando roles en sus imaginativas historias, ya sea con disfraces o muñecos».

En este juego simbólico, «los más pequeños podrán relajarse, expresarse y desarrollar sus habilidades sociales y su creatividad y, lo que es más importante, fortalecer el vínculo con sus padres», ha añadido la psicóloga.

Original.

(Visited 1 times, 12 visits today)

Etiquetas