Cozumel está en camino a convertirse en una ciudad inclusiva y accesible

Cozumel está en camino a convertirse en una ciudad inclusiva y accesible

La última información disponible es del año 2010, que para ese momento era de unas dos mil 500 personas sobre una población total de 79 mil 535 habitantes, y hoy son 100 mil. Rodríguez Campos, quien sufre discapacidad motriz a raíz de un accidente automovilístico, indicó que del total de este segmento de población, 60% presenta ese problema

Cuestionada sobre si la isla como destino turístico está a tiempo de ser una ciudad accesible, opinó que sí, y apuntó que existe un segmento de turismo que necesita de este tipo de infraestructura

“Los cruceros, por ejemplo, ahí todo está adaptado para ellos y al bajar esperan que eso no cambie. Muchos empresarios ya lo hacen pero requiere mucho trabajo, tiempo y difusión, pero estamos en ese camino”, aseguró. 

Ayer se entregaron en el Salón Municipios del Palacio Municipal los primeros cinco marbetes de estacionamiento para personas con discapacidad motriz, los cuales, también pueden ser usados en otros municipios de México. 

Detalló que este programa impulsado por el DIF de la isla y los interesados sólo deben presentarse para hacer el trámite con una licencia de conducir vigente junto a los documentos básicos en las instalaciones del DIF. Tiene la ventaja, puntualizó, de que pueden ser usados en vehículos en los que se desplacen, sean o no de su propiedad. 

Barreras para movilidad 

Sobre este tema opinó que hay dos tipos de barreras para la movilidad de los discapacitados: las físicas y las mentales. 

La primera se da en lugares donde no existen rampas, accesos especiales y que en conjunto se pueden considerar como un tipo de discriminación. Las instituciones bancarias de la ciudad no cuentan con infraestructura para atender a clientes en estas condiciones. Destacó que al Palacio Municipal, aunque es un edificio antiguo, se le han hecho modificaciones para poder atender los contribuyentes con esta condición y darle acceso a todas las áreas para hacer sus trámites.

La otra barrera, la mental, es aquella que presentan las personas que no quieren comprender que quienes presentan una discapacidad motriz, tienen derechos y por ello se designa espacios espaciales en la vía pública. Por desgracia no son respetados pese a que el Reglamento de Tránsito contempla severas sanciones económicas por ocupar los espacios pintados de azul y blanco.

Original.

(Visited 1 times, 19 visits today)

Etiquetas , ,