Consejos para cuidar la salud de la visión de los más pequeños de la casa

La salud de la visión es uno de los aspectos más importantes del organismo. Y es que toda la estructura ocular comprende una sensibilidad especial ante cualquier factor externo que genere algún daño. Por eso es adecuado realizar un cuidado de la vista desde edades tempranas.

En este sentido, algunas expertas como Lucía Fernández-Vega Sanz, responsable de la Unidad de Oftalmología Pediátrica del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, explican que el uso de gafas de sol es recomendable en todas las épocas del año y no solo en verano.

Por otra parte, esta especialista confiesa en una entrevista para ‘Infosalus’ que no solo es necesario proteger los ojos de la radiación solar, si no también del agua; así como controlar el aire acondicionado o el uso de ventiladores cerca del rostro.

Consejos para cuidar la salud de la visión de los niños

La doctora Fernández-Vega incide en la importancia de llevar a cabo un adecuado cuidado de la visión desde edades muy tempranas, correspondiendo a los padres actuar correctamente de cara a la protección de los ojos. PUBLICIDAD

salud visión
Niño delante de ordenador

En este sentido, explica que «al igual que se les aplica crema solar para su piel, es muy importante cuidar sus ojos dentro y fuera del agua. Además, hacerlo desde los primeros meses de vida evitará futuras patologías oculares, ya que el ojo del niño es más sensible que el del adulto y también tiene memoria, como ocurre con las quemaduras solares en la piel».

Para reducir el riesgo de desarrollar determinadas patologías relacionadas con la vista, esta especialista destaca la importancia de educar a los más pequeños desde edades muy tempranas en la salud de la visión.

En este aspecto, recomienda educar al niño para que no mite directamente al sol. Además, también aconseja que desde los tres años los niños comiencen a utilizar gafas de sol para proteger la visión frente a los efectos dañinos de la radiación.

No obstante, al respecto explica que no vale cualquier gafa, si no que es necesario que esté homologadas y testadas adecuadamente. «Si, además, la montura y la forma de la lente es ancha y envolvente, o las complementamos con una gorra o un sombrero, mejor», añade.

Un aspecto clave es dejar al propio niño que elija sus gafas, para que con ellas se sienta cómodo y confortable, que no resulten molestas. El hecho de seleccionar sus propias gafas de sol es un elemento que podría motivarles y ver su uso como algo positivo.

Recomendaciones para el cuidado ocular de los niños

Además del uso de gafas de sol, existen diferentes hábitos que debemos llevar a cabo para potenciar el cuidado de la visión de los más pequeños de la cas. Y no solo en verano, si no durante todas las épocas del año.

  1. Limpiar con frecuencia e hidratar los ojos: Existen muchos factores que influyen en la salud ocular, como el viento, picores, arena, viento del ventilador.
  2. Evitar la exposición solar prolongada: Especialmente en la franja horaria de más radiación, entre las 12 y las 16 horas de la tarde.
  3. Reducir el uso de pantallas y dispositivos tecnológicos: Por cada 20 minutos de visión cercana debemos descansar la vista unos 20 segundos y al menos a seis metros de distancia.

Finalmente, la oftalmóloga Lucía Fernández-Vega Sanz concluye: «No subestimes los reflejos de luz: la arena de la playa refleja entre un 10% y un 25% la luz solar y el agua un 20%. Por eso, debes proteger los ojos cuando estés en la playa, o en la piscina con gafas de agua. Acude al oftalmólogo: no olvides acudir a un profesional que revise tus ojos con regularidad. Se recomienda acudir al menos una vez al año al oftalmólogo».

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas ,