Cine para Todos: la opción para que ciegos y sordos puedan disfrutar del séptimo arte

Persona ciega en el cine

Aunque es ciego, Jhonatan ya tiene las boletas para el estreno en cine de Rápido y Furioso 7. El universitario, que nació invidente, dice que va a las películas a “escuchar” y no a “ver”, pero esta vez, por primera vez, Jhonatan pudo disfrutar del cine como cualquiera.

No se trata de Rápido y Furioso sino de El Libro de la Vida, la primera película que él pudo disfrutar sin limitaciones porque cuenta con la herramienta de audiodescripción que permite que personas con discapacidades visuales puedan ‘ver’ las cintas.

Además, también las personas sordas pueden disfrutar del séptimo arte mediante tablets o gafas inteligentes que permiten ver a un intérprete de lenguaje de señas.

El pasado sábado 28 de marzo, Jhonatan y 200 personas más, la mayoría con alguna limitación visual o auditiva, pudieron disfrutar de la proyección de la primera función del más reciente ciclo de cine incluyente que promueve el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), la Fundación Saldarriaga Concha y Cine Colombia, que busca desarrollar actividades y construir espacios de inclusión social en ciudades como Bogotá, Barranquilla, Medellín, Cali, Bucaramanga, Montería, Pereira, Manizales y Armenia.

Organizadores y voluntarios del evento esperaban una gran acogida por parte de la población discapacitada, y así fue. La exitosa convocatoria hizo que las salas de cine de estas ciudades se llenaran y que las personas disfrutaran de la comedia animada ‘El libro de la vida’ producida por el mexicano Guillermo del Toro y dirigida por Jorge Gutiérrez.

Momentos previos a la proyección de la película, los asistentes con discapacidades auditivas tuvieron la opción de escoger entre las tablets o las gafas inteligentes que los acercaría al proyecto audiovisual, estas dos herramientas contaban con el lenguaje de señas.

Para las personas con discapacidad visual, como Jhonatan, se les proporcionó un dispositivo de audiodescripción, en el cual los asistentes escucharon la película de una manera narrada, con elementos esenciales como la descripción de las sensaciones y emociones de los personajes, la descripción de la música, y en general de todo lo que está ocurriendo en pantalla. Sin comprometer el audio original con el de la audiodescripción.

“No quiero perderme de ningún detalle visual que pueda ser descrito por este dispositivo que tengo en mis manos”, así lo deseó Jhonatan Rosero momentos previos al inicio de la proyección. Él nació a los cinco meses y medio de gestación y por ello no se le desarrolló su visión.

Su hermano y sus amigos fueron los que le dieron a conocer el proyecto Cine para Todos. Antes de iniciar la proyección de la película Jhonatan resumió todo en una frase: “vamos a disfrutar esta experiencia”.

Según, el líder de Cine para Todos, asesor TIC y discapacidad del MinTIC, Carlos Andrés Castro, el proyecto nace de la necesidad de incluir a las personas con discapacidad “no solo en ámbitos laborales y educativos”, sino también en otros campos donde se desenvuelve la sociedad. “Un campo que estaba abandonado es el entretenimiento y la cultura”, de esta manera, el cine incluyente se convierte en una forma de incorporar otras actividades que tanto ciegos como sordos siempre han deseado experimentar.

Niños con discapacidad visual y auditiva en el cine

Durante el rodaje de la película ‘El libro de la vida’ y desde la trama de su principal personaje Manolo, un joven torero que desea ser músico y emprende una aventura recorriendo tres mundos fantásticos, los asistentes a la sala de cine en el Centro Comercial Gran Estación permanecieron atentos entre risas y aplausos.

Sin duda Jhonatan disfrutó de la función, ya que durante varias oportunidades se le vio riendo eufóricamente por las escenas y las expresiones  de los personajes, dijo sentirse “al par” con los demás asistentes y que naturalmente repetiría esa experiencia.

“Uno piensa solo en la película, te sumerges en la historia, es algo impresionante, como cuando lees un libro, pero no lo lees, lo vives”, Jhonatan así definió lo que sintió con el formato de inclusión social de audiodescripción.

El balance de la jornada fue satisfactorio, según Carlos Andrés Castro, los asistentes “sienten mucha felicidad, tanto ellos como sus familias porque se sienten incluidos”.

Según cifras del DANE, existen 2.9 millones de personas con discapacidad en el país, de las cuales el 43% presenta discapacidad visual y el 17%, discapacidad auditiva. Para una persona que haga parte de dichas estadísticas es muy difícil ir a una función de cine sin autodescripción o sin un sistema que le permita ver el lenguaje de señas.

Por ello, es importante el apoyo que la sociedad o instituciones ejerzan en la creación de espacios donde la población con discapacidad, no solo auditiva y visual, sino múltiple, se sienta participe y sobre todo valoradas.

Es necesario que entidades, organizaciones y personas garanticen los procesos de inclusión a hombres y mujeres con discapacidad, según la coordinadora del proyecto de discapacidad de la Secretaría Distrital de Integración Social, Patricia Sarmiento, eventos como el que se llevó a cabo “hacen visibilizar a la población con discapacidad, que históricamente ha sido segregada y que solo logrando procesos de inclusión empezaremos a construir paz”.

Así mismo, las personas ciegas y sordas tienen la opción de descargar WhatsCine, una  aplicación gratuita  para Smartphone y  Tablet, que permite  las mismas condiciones de inclusión desde el teléfono móvil.

“Uno no viene a ver cine, viene a escuchar cine”, señaló Jhonatan Rosero un estudiante universitario, nadador y ahora, seguidor de “cine para todos”, él finalizó su experiencia invitando a todos los colombianos con discapacidades auditivas y visuales para que asistan a futuras proyecciones.

 

 

Original 

(Visited 8 times, 5 visits today)

Etiquetas , , ,