Aumentan entre 10 y 20% casos de depresión en Hidalgo por pandemia

Aumentan entre 10 y 20% casos de depresión en Hidalgo por pandemia

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra de la Depresión que se conmemoró el pasado 13 de enero, Héctor Joel Rojas Ciprés, psicólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Hidalgo, señala que se han incrementado entre 20 y 30 por ciento los casos de depresión en la entidad derivado de la pandemia.

Indicó que la familia y los amigos deben ser la red de apoyo de una persona que está presentando un cuadro depresivo para poderle ofrecer apoyo inmediato y dirigirlo a las y los profesionales de la salud mental para su tratamiento.

“La pandemia que estamos viviendo es un factor que aporta demasiado a presentar síntomas depresivos porque nos alejamos de la familia que queremos, dejamos de hacer muchas actividades que nos gustan y todo esto de las medidas de no salir de casa y lo que produce, a nivel emocional, provoca un estado de desequilibrio y es bastante preocupante

“No se puede aún cuantificar el porcentaje hasta dentro de un medio año, pero calculando entre un 10 a 20 por ciento han incrementado los casos dentro de la población, por lo que hay que estar observando las acciones de nuestros familiares y amigos, sobre todo en el caso de niñas, niños y personas de la tercera edad”, indicó el especialista, quien manifestó que lo más importante es prevenir esta situación.

¿Cómo detectar la depresión?

Rojas Ciprés, quien trabaja en el Centro de Capacitación del IMSS, señaló que es importante en estos momentos detectar algunas acciones de niñas, niños, así como adultos mayores que podrían ayudar a detectar si está pasando por un cuadro depresivo.

“En los inicios de depresión se pueden presentar sentimientos de tristeza, de ansiedad, desesperanza, mientas que, a nivel fisiológico, fatiga, falta de energía, hasta dolores de cabeza, o problemas digestivos, así como tener problemas de sueño, desde los que duermen demasiado, los que no lo hacen o que se despierten a mitad de la noche.

“Así también, podríamos tener situaciones alimenticias, como la pérdida del apetito o en su contraparte, comer mucho; y en los casos más graves en los que hay que tener mucho cuidado y atención, es en que pueda existir ideas o tendencias hacia no existir”, explicó el especialista.

Así también, indicó que las personas que tienen actividad sexual activa, podrían presentar desinterés en esta situación.

¿Cómo ayudar a alguien con depresión?

Si algún familiar o amigo detecta situaciones de esta índole en una persona de cualquier edad es necesario que se le apoye, “se requiere siempre de una red de apoyo”, por lo que recomienda que, en el caso de niñas y niños, así como adultos mayores, sean observados detenidamente en su actuar diario.

“Si se dan cuenta de que se está alejando o dejando de hacer cosas que antes las alegraban, se debe poner atención, si duermen mucho o no lo hacen, siempre hay que estar alertas en estas situaciones”, explicó.

En el caso de las y los adultos jóvenes, señaló que se debe tener la capacidad de solicitar apoyo, “realizar una retrospección de lo que está pasando o si se está comiendo de más o tienen tendencia a no querer vivir más.

“Como familia o como amigo se hace el comentario sutil y se pregunta en qué se puede ayudar y recomendarle la ayuda, además de darle las posibilidades que tiene para obtenerla”, expuso.

En cuanto la persona esté más consciente de lo que le sucede es importante acércalo a los sistemas de salud, a las instituciones de salud públicas de las presidencias municipales o del gobierno del estado, con algún conocido o amigo psicólogo o con un especialista particular.

“También tiene uno mismo buscar algunas actividades que pudieran suplir las que están dejando de lado, como jugar juegos de mesa, meditación, leer o si se tiene una creencia en específica, hacer oración, cambiar hábitos alimenticios ayuda bastante, es decir, ingerir comida y alimentos más naturales, alimentos vivos, además de una ingesta adecuada de agua, ayudaría muchísimo”, refirió.

Finalmente, señaló que actualmente existen canales de comunicación en los que la gente puede obtener ayuda de psicólogas y psicólogos para actuar de forma preventiva “y se puede recibir la ayuda y el apoyo que se requiere en una situación como ésta”, concluyó.

Especialistas en Endocrinología aconsejan que, cualquier persona adulta que experimente depresión por primera vez, acuda al médico para descartar algún problema en la glándula tiroides, pues ambos padecimientos suelen estar asociados.

Entre los síntomas más comunes que acompañan a la depresión y al hipotiroidismo se encuentran el bajo estado de ánimo, cansancio, ganancia de peso, deseo sexual reducido y problemas de concentración; por lo que en caso de identificar alguno de éstos, lo recomendable es que el paciente consulte al médico endocrinólogo quien como complemento a su exploración indicará estudios de laboratorio que tengan la finalidad de revisar el funcionamiento de la tiroides e identificar oportunamente algún transtorno que pueda vincularse con estas manifestaciones.

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas ,