Tristeza y soledad, dos efectos del confinamiento en los jóvenes con síndrome de Down

Un nuevo estudio de Down España ha puesto en evidencia cómo afectó el confinamiento a los jóvenes con síndrome de Down. Los dos efectos que más sintieron estas personas durante la pandemia han sido la tristeza y la soledad.

Uno de cada cuatro (casi un 25%) jóvenes con síndrome Down se sintió solo en el confinamiento y casi la mitad (un 44%) afirma haberse sentido triste. El estudio analiza el impacto de la pandemia en sus emociones, la información recibida, la situación personal, el trabajo y los estudios.

Este trabajo se ha llevado a cabo entre los meses de abril y mayo de 2021 a 340 jóvenes con síndrome de Down, la mayoría entre 20 y 29 años.

Sobre las emociones, casi un 25% de los encuestados afirma que se ha sentido solo durante el confinamiento. De hecho, esta sensación aún persiste para el 13% de los encuestados.

Además, un 44% de estos jóvenes con discapacidad afirma que se sintió triste durante el confinamiento (frente al 15% actual); mientras que un 68% asegura que se acostumbró a la nueva rutina del confinamiento, frente a un 38% que afirma que «no le apetecía hacer actividades durante la cuarentena».

En cuanto a la alegría pasa a la inversa, un 39% se sentía alegre durante el confinamiento, cifra que asciende hasta un 75% en la actualidad. Es la emoción en la que hay mayor diferencia entre el confinamiento y la actualidad.

Un 37,5% de los jóvenes con síndrome de Down tienen miedo al Covid-19

Respecto a la información sobre la pandemia, casi todos los participantes dicen saber qué es el Covid-19, excepto un 1,69% que reconoce no tener conocimientos sobre el virus.

Para el 71% su principal fuente de información es la televisión, seguido de la familia (68,7%) y la asociación (46%). A su vez, el 65,9% cree que ha tenido información suficiente y un 34% considera que no está bien informado.

persona con sindrome de down covid-19 mascarilla

Además, el informe asegura que un 37,5% de los jóvenes con síndrome de Down tiene miedo al Covid-19. Por su parte, subraya que el 94,3% cumple siempre las medidas de prevención.

En cuanto a su situación personal y cómo la pandemia afectó a las rutinas de las personas con síndrome de Down, el 94% sigue viviendo con su familia y el 80% cree que la convivencia ha sido buena; el 84% participaba en las tareas de casa durante el confinamiento y prácticamente todos ellos (82%) lo siguen haciendo.

En este sentido, el estudio afirma que un 68% ha aprendido tareas nuevas durante este periodo, siendo las principales cocinar y limpiar.

El estudio también constata que un 9,6% casi no sale de casa actualmente y un 54% reconoce que sale menos que antes. Por otro lado, el 60% afirma que se lava ahora las manos más a menudo y un 48% dormía más durante el confinamiento mientras que en la actualidad este porcentaje se ha reducido a casi la mitad (28%).

persona con sindrome de down y mascarilla covid-19 coronavirus

Respecto al trabajo y los estudios, el 33% de los jóvenes con síndrome de Down trabajaban mantuvo su trabajo durante la pandemia, un 48% han estado o están en ERTE y un 18% perdió su trabajo. Asimismo, el 67% continuó con sus estudios desde casa durante el confinamiento.

Casi un 20% tiene miedo a salir a la calle

En relación al ocio y tiempo libre, un 54% realizó ejercicio en casa durante el confinamiento, y el 80% pasaba su tiempo libre viendo la televisión o videos en internet y también escuchando música.

Además, un 40% aprendió alguna afición nueva y el 82% ha aprendido a utilizar herramientas digitales nuevas durante el confinamiento (el 69% las utiliza de forma autónoma).

Sin embargo, el 55% pasa más tiempo en casa que en otros lugares y un 19% tiene miedo de salir a la calle. Y aunque el 94% de los encuestados ha mantenido el contacto con sus amigos, el 17,5% dice que ahora no les ve casi nunca.

Original.

(Visited 1 times, 4 visits today)

Etiquetas