Qué hacer en caso de emergencia

Qué hacer en caso de emergencia

Meter los dedos en el enchufe e ingerir algún producto tóxico, entre otras, son algunas de las situaciones en las que los padres y las madres pueden verse envueltos en situaciones de emergencia con sus pequeños, tanto en el ámbito del hogar como fuera de él.

Ante estas circunstancias, debemos saber cómo actuar. Lo importante es mantener la calma y actuar conforme a lo que Cruz Roja ha acuñado como conducta PAS.

Qué hacer en caso de emergencia

 

PAS son las siglas de la secuencia de actuaciones que se deben seguir ante cualquier situación de emergencia que requiera de nuestra intervención y que es aplicable tanto a niños como a personas adultas:

1.     Proteger tanto al niño como a uno mismo o a los demás.

2.     Avisar a los Servicios de Atención Sanitaria.

3.     Socorrer al accidentado o herido.

Proteger

Antes de llevar a cabo cualquier actuación, se debe valorar el entorno con el fin de detectar posibles riesgos que puedan afectar al niño o a nosotros mismos.

Hay que tomar medidas de autoprotección siempre que sea posible, así como medidas que eviten riesgos adicionales. Por ejemplo: abrir las ventanas y cerrar la llave del gas en casos de escapes o intoxicaciones, tapar una sartén que ha prendido fuego, etcétera.

Si nos encontramos con la situación de tener que atender a un niño que permanece asido a cables o enchufes eléctricos, hay que desconectar la electricidad. Y en los accidentes de tráfico, se debe señalizar el lugar de éste y estacionar el vehículo en el arcén a la distancia correcta.

Avisar

Todos sabemos que existen números de teléfono de asistencia sanitaria a los que podemos recurrir en las ocasiones de emergencia. Lo más complicado a la hora de enfrentarnos ante estas situaciones es pensar con claridad y reaccionar.

El número de teléfono al que hay que dirigirse en México es el 066 es de acceso gratuito y está habilitado para cualquier tipo de emergencia bomberos, policía, ambulancia, etc.

El profesional que atienda la llamada necesitará una serie de datos que debemos proporcionarle; te los indicamos a continuación:

– La localización exacta de los hechos. En carretera: punto kilométrico o puntos de referencia y sentido del accidente. En casa o en un lugar público: calle, número, piso y población.

– Explicación de lo ocurrido: tipo de accidente, número de personas involucradas, tipo de lesiones o síntomas, etcétera.

– Constatación de las características especiales de la víctima enfermedades previas, discapacidades…  y de las características del accidente riesgo de incendio, acceso difícil…

Durante la conversación hay que escuchar atentamente y contestar a lo que se nos pregunta. Y muy importante: no se debe colgar el teléfono hasta que se nos indique.

Socorrer

Hay que evaluar el estado del niño y actuar en consecuencia si se tienen nociones de primeros auxilios. Una manipulación inapropiada puede tener consecuencias graves, por lo que si no se tiene cierta formación en primeros auxilios, no se debe mover al niño del lugar del accidente si no es estrictamente necesario. Hay que esperar la llegada de los servicios de emergencia.

Se deben determinar las posibles lesiones que presente para establecer las prioridades de actuación y las precauciones a tomar para no empeorar la situación. También hay que procurar que la víctima no pierda calor corporal, por lo que debemos abrigarla.

Más sobre primeros auxilios

Muchos son los padres preocupados por la posibilidad de que sus hijos sufran accidentes. Para ellos, Cruz Roja imparte cursos de primeros auxilios dirigidos a padres, madres y cuidadores de niños.

En éstos, se dan las pautas para saber actuar en los primeros instantes de una emergencia, se resuelven numerosas dudas entre los padres y se desmienten muchos mitos sobre remedios caseros. Padres asistentes a estos cursos declaran sentirse más seguros y serenos ante posibles situaciones críticas y recomiendan la asistencia a los mismos.

 

 

 

Fuente 

(Visited 4 times, 3 visits today)

Etiquetas , , , ,