En el Seguro Popular no todo es gratis; tratamientos “fuera de catálogo” tienen costo

Seguro

Las penurias del paciente del Seguro Popular no solo se enfocan a la saturación, falta de medicamentos, así como de especialistas, sino que después de pasar este viacrucis, gran parte de las personas tiene que pagar por los servicios que reciben.

Tan solo en 1 año 4 meses, los pacientes fuera de este beneficio han pagado más de 53 millones de pesos por tratamientos.

Y es que el Seguro Popular no cubre infartos cardiacos en personas mayores de 60 años, accidentes cerebrovasculares, diálisis después de insuficiencia renal, esclerosis múltiple y cáncer de pulmón, ni siquiera accidentes comunes.

Por ejemplo, Arnulfo Gómez Xiloc, de 72 años de edad, llegó a la sala de urgencias del Hospital General del Sur para ser atendido, pero aunque es derechohabiente del Seguro Popular, tuvo que pagar más de 500 pesos para recibir consulta debido a una caída que le dislocó el hombro.

Dejaron de atenderlo de manera gratuita debido a problemas administrativos, por lo cual pagó 180 pesos por una radiografía y otros 320 para que lo anestesiaran para acomodarle el brazo.

Arnulfo es parte de la lista de usuarios que a pesar de contar con el Seguro Popular, tienen que pagar sus tratamientos.

Y es que este seguro tiene un catálogo de tratamientos por cubrir, pero si se sale del mismo, se cobra al paciente.

Por dicha situación, fuentes del Sindicato de Trabajadores del Sector Salud explicaron que ahora los médicos tratan de cuadrar los padecimientos a los del catálogo, mientras esto sea posible.

Por ejemplo, si alguien se golpea la cabeza, le ponen que tiene un padecimiento que sí cubre el Seguro Popular para que sea tratado con este beneficio. Desafortunadamente, no siempre se puede.

Por ejemplo, para poderse hacer un estudio, luego de que el médico lo solicite, tiene que ser aprobado por un gestor; sin su firma no se puede hacer nada.

El gestor es una especie de “ajustador de seguros”, quien revisa de manera constante que se esté haciendo lo que el médico solicita y siempre esté bajo los catálogos.

El Seguro Popular es un seguro médico voluntario sin importar condición laboral del paciente, ubicación geográfica o capacidad de pago y que no estén afiliados a ninguna institución de seguridad social como IMSS, ISSSTE, Fuerzas Armadas y Pemex, entre otros.

Las familias tienen acceso a la atención médica, estudios y medicamentos sin costo al momento de utilizarlos, además de a los servicios que otorga el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que busca apoyar a las personas que padecen enfermedades de alto costo que puedan poner en riesgo su vida y su patrimonio familiar.

Millones pagando

Según la respuesta a la solicitud de información folio 00187016, la Secretaría de Salud de Puebla informó del pago económico que han hecho pacientes por los tratamientos de enero de 2015 a mayo de 2016.

Tan solo en 2015 los pacientes tuvieron que pagar 43 millones 392 mil 35 pesos; para los primeros cuatro meses de 2016, de enero a abril, la cifra fue de 9 millones 624 mil 624 pesos.

Lo anterior indica que se están recibiendo 3 millones 313 mil pesos en promedio cada mes o que cada día los derechohabientes están pagando 110 mil 451 pesos por tratamientos “fuera de catálogo”.

En la respuesta, la dependencia estatal destaca que los Servicios de Salud del Estado de Puebla están orientados a atender a la población abierta.

Por lo tanto, explica que si el usuario que requiere atención médica y no está afiliado al Seguro Popular, se le hace la atenta invitación a hacerlo.

De no aceptar, por así convenir a sus intereses, se le otorga la atención médica y será susceptible de cobro con base en sus condiciones socioeconómicas, debiéndose eximir del cobro cuando el usuario carezca de recursos.

El proceso de cobro se realiza de acuerdo con la normatividad vigente aplicable y al Tabulador de Cobro de las Cuotas de Recuperación, dicha normatividad está fundamentada en el artículo 36 de la Ley General de Salud, señala la Secretaría de Salud.

Además, señala que en todo 2015 se han aplicado 74 mil 21 Procedimientos Quirúrgicos en 2015 y 16 mil 773 en los primeros cuatro meses de 2016, sin embargo, no se detalla si en todo el país o solo en Puebla, ni cuántos entraron al Seguro Popular.

La discriminación

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que agrupa a 34 países miembros, en su estudio sobre los Sistemas de Salud “México resumen ejecutivo y diagnóstico y recomendaciones 2016”, señala cómo afecta a los pacientes no cubrirse diversos padecimientos en el Seguro Popular.

En el estudio resalta que el financiamiento efectivo no es equitativo entre los subsistemas de salud.

Detalla que el gasto per cápita total es muy similar para personas con y sin seguridad social.

Y es que la OCDE detalla que el ingreso per cépita es de 3 mil 429 pesos para aquellos sin seguridad social en 2013, comparado con 3 mil 505 para los afiliados del IMSS y 3 mil 945 para los afiliados del ISSSTE.

Sin embargo, las diferencias en los derechos persisten, lo cual implica algunas enfermedades comunes y devastadoras.

También son evidentes algunas diferencias en el acceso, por ejemplo, el número de consultas ambulatorias especializadas es de 319 por cada mil afiliados al Seguro Popular, comparado con 338 y 620 por cada mil afiliados en el IMSS y en el ISSSTE, respectivamente.

En comparación con el gasto público de otros países de la OCDE, el gasto público total en salud en México es bajo.

México gasta menos de su Producto Interno Bruto (PIB) en financiar de manera pública la atención de salud (3.2 % del PIB) que cualquier otro país de la OCDE.

Los niveles actuales de financiamiento público son inadecuados –como evidencian las tasas inigualables de gasto de bolsillo que realizan los mexicanos para cubrir sus necesidades de atención médica.

Por lo tanto, recomiendan que se debe buscar un financiamiento público más generoso para el sistema de salud a fin de prestar servicios de salud modernos y accesibles a los ciudadanos que lo demandan.

“Para asegurar que el incremento de los recursos no se desperdicie y se traduzca en mejores resultados, se debe priorizar al mismo tiempo una mayor eficiencia en el sistema de salud”, resalta en el texto.

¿Qué ofrece el Seguro Popular?

•Acceso equitativo a la atención médica

•Trato digno y atención de calidad

•Protección financiera a la población no asegurada

•Paquete explícito de servicios de salud que cubre las enfermedades más frecuentes

•Garantiza el abasto de medicamentos asociados al paquete de intervenciones

•Programación de exámenes preventivos

•Programación de citas para consulta

Objetivos del Seguro Popular

•Disminuir el gasto de bolsillo

•Reducir el riesgo de empobrecimiento a familias

•Preservar la salud de las familias afiliadas

•Fomentar la atención oportuna de la salud

•Fortalecer el sistema público de la salud para reducir la brecha entre familias derechohabientes de la seguridad social y las que no tienen esta prestación en materia de salud.

•Contribuir en la reducción de la mortandad entre la población de escasos recursos

•Servicios que cubre el Seguro Popular

•Consultas médicas en el centro de salud, consultas de especialidad, cirugía y atención hospitalaria, así como medicamentos, estudios de laboratorio y gabinete incluidos en el Catálogo Universal de Servicios Esenciales de Salud (CAUSES)

FUENTE: Secretaría de Salud, Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS).
Original.

(Visited 93 times, 40 visits today)

Etiquetas ,