¿Cómo se relaciona el tabaquismo con la pérdida auditiva?

Tabaquismo

¿Cuántas veces te has propuesto dejar de fumar, sin conseguirlo? Hacerlo no es nada fácil, se necesita mucha determinación para abandonar el cigarro y comenzar a mejorar la salud, y es que la nicotina del tabaco es muy adictiva, pero hoy te damos una razón más para que no recaigas en este vicio, sabes ¿cómo se relaciona el tabaquismo con la pérdida auditiva?

De acuerdo con información de la Organización Panamericana de la Salud, el marco del Día Mundial Sin Tabaco, el cual se conmemora cada 31 de mayo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de cigarro es la principal causa de muerte evitable en todo el mundo, es decir, que ningún otro producto es tan dañino para nuestra salud como lo es el tabaco. Entre las consecuencias de fumar se encuentran: las enfermedades pulmonares, ataques cardiacos, diversos tipos de cáncer, EPOC, esterilidad, pérdida auditiva, entre otras secuelas.

. Entre las consecuencias de fumar se encuentran: las enfermedades pulmonares, ataques cardiacos, diversos tipos de cáncer, EPOC, esterilidad, pérdida auditiva

En entrevista para Salud180 con el especialista Gonzalo Corvera, Director del Instituto de Otología y Neurotología S.C y experto en temas de salud auditiva, nos comentó que a través de varias investigaciones realizadas, se ha comprobado que existe una relación entre el tabaquismo y la pérdida de audición, en los últimos años, estas probabilidades han aumentado afectando también a fumadores pasivos.

“Todos tenemos células ciliadas en el oído interno, las cuales, le permiten al cerebro detectar los sonidos. Sin embargo, con el paso del tiempo se van desgastando y no tienen la capacidad de regenerarse, pero las investigaciones han demostrado que la gente que fuma pierde más rápidamente estas células”, señaló el Dr. Corvera.

Pero, ¿cómo se da esta relación entre el cigarro y la sordera? El humo del cigarro disminuye el flujo sanguíneo de las arterias que llevan oxígeno al oído interno, este, al recibir menos flujo sanguíneo, deja de funcionar adecuadamente deteriorando nuestra capacidad auditiva. Además, entre otros factores que contribuyen a la sordera se encuentran: la exposición constante al ruido, quienes padecen de diabéticos, presión alta, colesterol, hipotiroidismo.

El humo del cigarro disminuye el flujo sanguíneo de las arterias que llevan oxígeno al oído interno, este, al recibir menos flujo sanguíneo, deja de funcionar adecuadamente deteriorando nuestra capacidad auditiva

Los fumadores pasivos también corren el riesgo de perder el oído

Cuando fumas no solamente impactas en tu salud, también lo haces con los que te rodean, ya sean amigos, familiares e incluso tus propios hijos, a quienes inconscientemente conviertes en fumadores pasivos y las consecuencias en su salud van de corto, mediano y largo plazo, como: presencia de tos, dolor de cabeza, EPOC y cáncer, si quieres conocer todas las afectaciones dale clic aquí.

“El humo del cigarro actúa de la misma manera en quienes no fuman, por ejemplo, si tienes hijos y eres de los que fuman adentro de la casa, podrían padecer de infecciones o daños en el oído interno, la probabilidad es 5 veces mayor en niños que en adultos. Es importante señalar, que una mujer embarazada corre el riesgo de que su bebé tenga afectaciones si su pareja fuma cerca de ella”, advirtió el especialista.

Cuando fumas no solamente impactas en tu salud, también lo haces con los que te rodean, ya sean amigos, familiares e incluso tus propios hijos, a quienes inconscientemente conviertes en fumadores pasivos y las consecuencias en su salud van de corto, media

“No hay un límite de cigarros que puedas fumar para reducir las afectaciones, ya que el grado de la pérdida auditiva también dependerá de la predisposición genética del fumador”, agregó el Dr. Corvera.

Si eres fumador y estás pensando en abandonar el tabaco estos síntomas te podrían motivar a dar el paso definitivo para cuidar tu salud y, sobre todo, tus oídos:

  1. Tinnitus: La presencia frecuente de un zumbido en el oído interno de un momento a otro

  1. Hiperacusia: Molestia por el aumento de la sensibilidad auditiva, esta genera irritación en alguna parte del oído, en algunos casos los sonidos graves se escuchan normales, pero los ruidos agudos se escuchan más intensos de lo habitual.

  1. Reducción de la capacidad auditiva: Cuando te cuesta trabajo comprender lo que quieren decir las personas que están hablando y pides que te lo repitan.

 

Original.

(Visited 1 times, 5 visits today)

Etiquetas ,