Alimentación en la tercera edad

Desayuno

La tercera edad se caracteriza por una serie de cambios fisiológicos que alteran el bienestar de las personas y en el que la alimentación juega papel importante para preservar la calidad de vida. La dieta mediterránea es ejemplo de equilibrada, se caracteriza por alto consumo de frutas, verduras, pescado azul, legumbres, frutos secos y aceite de oliva.

Recomendaciones: Practica dieta saludable, variada y equilibrada. Debe estar todos los grupos de alimentos: Féculas: Pasta, arroz, patata, legumbres y pan. Frutas. Verduras y hortalizas. Lácteos y derivados: Leche, yogur, queso. Proteínas: Carne, aves, pescado, huevo y legumbres.

Aceite de oliva
Un desayuno completo lleno de energía es básico. La combinación ideal es la siguiente: Lácteo + fécula + fruta. Ejemplos: Café con leche, tostadas con aceite y jamón y una naranja. Vaso de leche con bizcocho casero y un zumo de frutas natural. Yogur con galletas y mermelada y una macedonia natural. Café con leche, un sándwich de jamón y queso y una compota de pera. Puedes repartir esta combinación entre el primer desayuno y la media mañana. Incluye en tu día alimento fresco, de temporada para buen aporte de vitaminas y minerales, además estarán más sabrosos.

Con la edad la sensación de sed disminuye. El agua es fundamental para la vida. No esperes a tener sed. Es importante que tomes al día 2 litros de agua. Las infusiones y caldos son opción, para hidratar en época de frío. ¿Inapetente?, realiza comidas de poco volumen y come cada 3-4 horas. Escoge para tu toma alimentos de calidad.

Una opción es el plato único: Macarrones boloñesa con verduras + pan + pieza de fruta. Sopa de verduras con arroz y huevo duro picado + pan + fruta. Pescado con pimiento y patatas panaderas + pan + fruta. Lentejas jardinera con arroz + pan + fresas. Suplementa las comidas con huevo rallado, frutos secos, aceite de oliva, queso rallado.

Problemas relacionados con los huesos (osteoporosis, fracturas) es frecuente encontrarlos. Un correcto aporte de calcio y vitamina D ayuda a absorber y fijar el calcio. Alimentos ricos en calcio: Leche y derivados (queso, yogur, cuajada), garbanzos, judías blancas, almendras, avellanas, boquerones, sardinas y pescado pequeño que se come entero.

Si se nota que el gusto o el olor de la comida disminuyen, usa alimento con sabor potente, hierbas aromáticas, cocciones que concentren el sabor del alimento. No caerán bien comidas que se consuman fría pues disminuye sabor y aroma. Adapta tu comida a tú capacidad masticatoria; acompaña los platos con caldo, cremas suaves, tritura, realiza flanes de verduras, carne.

La proteína es importante para conservar la masa muscular. 60% de origen animal y 40 % de origen vegetal. Mantén rutina de actividad física acorde a tus posibilidades. Salir a caminar. El médico aconsejará suplemento energético proteico que te ayuda a conseguirlos de forma fácil y cómoda.

 

Original. 

(Visited 1 times, 3 visits today)

Etiquetas ,

Facebook
YouTube
Pinterest
LinkedIn