¿Cómo mitigar la ovulación dolorosa?

¿Cómo mitigar la ovulación dolorosa?

La ovulación dolorosa es una de las mayores molestias para las mujeres en edad reproductiva.

Este dolor se manifiesta por calambres o cólicos en el vientre. Para casi todas nosotras esta dolencia es un verdadero incordio, pues el malestar generado puede presentarse de manera muy aguda.

Algunas mujeres pueden llegar a sentir dolor en la entrepierna o muslo, lo que puede impedirles realizar incluso las labores más sencillas.

Esta dolencia es muy común, pero no por eso debemos descuidar su aparición si viene acompañada de otros síntomas.

Te recomendamos consultar con tu médico si notas algo fuera de lo normal.

Hoy, en nuestro espacio, vamos a ayudarte a mitigar los terribles efectos de la ovulación dolorosa no asociada a causas patológicas.

 

¿Qué es la ovulación?

La ovulación es un proceso durante el cual los ovarios liberan un óvulo maduro listo para la fecundación.

Este proceso suele ocurrir entre la segunda y tercera semana del ciclo menstrual, pero puede variar según los niveles hormonales de cada mujer.

La ovulación se divide en tres fases:

  • Folicular: Inicia con el primer día de sangrado. En ese momento se desarrollan los folículos, que son el pequeño envoltorio en forma de bolsa donde se alojará el ovulo.

Este envoltorio, una vez desarrollado, fomenta la producción de estrógeno.

  • Ovulatoria: Ocurre en las siguientes 36 horas. Cuando los niveles de estrógenos se incrementan y producen la secreción de enzimas, el óvulo madura y es liberado.

En esta etapa se desencadenan las contracciones del útero responsables del referido dolor.

  • Post-ovulatoria: Tras la ovulación se produce el desarrollo del cuerpo lúteo, una glándula que segrega progesterona.

Si el ovulo no es fecundado, esta glándula se degenera dando paso a la ruptura de los vasos sanguíneos y, con ello, a un nuevo ciclo menstrual.

Conoce tu cuerpo

Es muy importante conocer tu ciclo menstrual. Aunque parece obvio, algunas mujeres no le prestan la debida atención a su ciclo.

El ciclo menstrual podría variar cada mes en dos o tres días sin generar preocupación. No obstante, de presentar alteraciones mayores, es recomendable visitar al especialista.

Vigila los síntomas

  • Dolor muy intenso, o con duración de 3 días o más
  • Malestar o ardor al orinar
  • Fiebre o sudoraciones profusas
  • Vómitos o nauseas

Todas estas señales indican que algo no anda bien, por lo que debes acudir al médico lo antes posible.

Recomendaciones

A continuación te presentamos algunas recomendaciones para aliviar el dolor menstrual:

Relájate

menstruacion_

Si añades tensión muscular al calambre producido durante la ovulación, empeorarás el dolor.

Los estiramientos aliviarán el dolor en tu cuerpo. Asimismo, puedes probar con algunos ejercicios de yoga, que te ayudarán a liberar las tensiones.

Consume infusiones calientes

las propiedades antiinflamatorias y relajantes de la manzanilla y la miel te darán excelentes resultados.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 bolsita o 1 cucharada de manzanilla (10 g)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • En una taza de agua hirviendo coloca una bolsita de manzanilla y agrega 1 cucharadita de miel de abejas.
  • Deja que infusione durante 5 minutos y bébelo lentamente.

Aplica compresas calientes en el abdomen

El calor ayuda a relajar los músculos y aumentar la circulación.

Toma una ducha caliente

Toma una ducha de agua fría

El agua caliente te dará un efecto sedante, pues el calor trabaja en las terminaciones nerviosas de nuestro cuerpo.

Además, el calor también libera endorfinas, un neurotransmisor que se encarga de disipar el dolor.

Evita el consumo de café

Está demostrado que la cafeína constriñe los vasos sanguíneos lo que aumenta la sensibilidad y el dolor.

Consume analgésicos

Abuso-de-analgésicos

Prueba algunos analgésicos de venta libre como el ibuprofeno o paracetamol. Estos se encargan de inhibir la producción de prostaglandinas, sustancia que genera las contracciones del útero que derivan en dolor.

Si los remedios caseros o los analgésicos no bastan para mitigar el dolor, considera con tu médico la prescripción de anticonceptivos adecuados para tu ciclo hormonal.

Se ha comprobado que estos son muy efectivos para tratar la ovulación dolorosa.

¡No te dejes vencer por el dolor!

A pesar de lo molesto que resulta el período de ovulación, los síntomas y dolores son cosas con las que las mujeres lidiamos mensualmente, aunque para algunas mujeres el ciclo menstrual pasa casi inadvertido.

No obstante debemos mantenernos alerta ante cualquier cambio que no consideremos normal.

La prevención siempre ha sido la herramienta más oportuna para evitar padecimientos mayores.

Recuerda visitar periódicamente a tu especialista, pues esto es fundamental para mantener a tono tu salud.

 

 

Original. 

0 Comentarios desactivados 209 09 agosto, 2017 Compartamos, Precauciones en el embarazo agosto 9, 2017

Buscar