ESTUDIO ENCUENTRA RELACIÓN ENTRE EL ORIGEN DE AUTISMO Y UN GEN QUE PROVOCA CÁNCER

Expertos han descubierto que algunas personas con autismo tienen cáncer mutado o genes de cáncer que aparentemente les causan este desorden cerebral.

10% de los niños con mutaciones en un gen llamado PTEN, que provoca cáncer de mama, colon, tiroides y otras partes, tienen autismo.

Los investigadores afirman que los descubrimientos son intrigantes porque no hay animales con autismo, no hay manera de analizar cuáles son las causas del autismo y no hay cura. Los vínculos del cáncer con el autismo llamado la atención de los expertos.

Richard Ewing of Nashville, de 10 años quien tiene una forma de autismo causado por un tumor cancerígeno, es uno de los objetivos del nuevo estudio. Sus padres, Alexandra y Rick Ewing, saben que es propenso a desarrollar tumores cerebrales, corazón, estómago, piel y ojos.

No todos creen que el descubrimiento sea útil. Steven McCarroll, un genetista de Harvard, apunta que los niños autistas con el gen de la mutación tienen “un cerebro que falla de muchas maneras”. El autismo en estos niños podría ser una manifestación de una falla cerebral, dijo McCarroll, agregando: “El hecho es que el autismo es uno de los muchos problemas neurológicos que surgen en estos pacientes, no necesariamente nos dice algo acerca de poder intervenir en los déficits sociales y de lenguaje propios del autismo”.

Pese a la opinión de McCarroll, otros científicos creen que se trata de una nueva forma de entender el autismo. Como el cáncer, el autismo puede implicar un crecimiento desmedido de células, en este caso, neuronas en el cerebro.

Johnathan Sebat, jefe del Center of Molecular Genomics of Neuropsychiatric Diseases de la Universidad de California, San Diego, describe los paralelos entre el cáncer y el autismo como “muy asombrosos”.

“Todavía no logramos descifrarlo todo; sólo hemos descubierto una pequeña parte” agregó Sebat, “pero esa pequeña parte ha sido muy iluminadora.”

El doctor Charis Eng, un genetista en la Clínica de Cleveland, fue el primero en notar la sorprendente incidencia del autismo en niños cuyos padres tenían la mutación PTEN. Eventualmente, investigadores descubrieron que el rango de autismo era 10%.

Aunque PTEN y los genes de tuberosis esclerosa no son los mismos, son parte de la misma red de genes que modifican el creciminto celular.
Fuente: The New York Times

(Visited 7 times, 2 visits today)

Etiquetas , ,