El cannabis medicinal, eficaz para tratar síntomas de autismo en niños

Autismo

El cannabis medicinal, cuyo uso todavía es objeto de controvertidos debates entre los especialistas médicos, pero que ya se ha legalizado en diversos países, como Colombia o Argentina, acaba de demostrar su eficacia para aliviar algunos síntomas de los trastornos del espectro autista (TEA) en niños y adolescentes, en un estudio realizado por investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev y el Centro Médico Soroka, en Israel.

En la nueva investigación, que se ha publicado en Scientific Reports, se analizaron los datos procedentes de 188 pacientes diagnosticados con autismo con una media de edad de 13 años, a los que se había administrado marihuana medicinal entre los años 2015 y 2017. En la mayoría de los casos el tratamiento consistió en aceite de cannabis, que contiene un 30% de cannabidiol (CBD) y un 1,5% de tetrahidrocannabinol (THC).

Más calidad de vida e independencia, y mejor estado de ánimo

Tras seis meses de tratamiento el 30% de los pacientes experimentó una significativa mejoría, el 53,7% una mejoría moderada, y solo en el 15% de ellos la terapia no produjo ningún cambio, o lo hizo de forma muy leve. Respecto a su calidad de vida –que se evaluó antes del inicio del tratamiento y al cabo de seis meses–, el 31,3% de estas personas afirmó tener una buena calidad de vida antes de tratarse, pero seis meses después el 66,8% de los pacientes –más del doble– tenía esta percepción.

Tras el tratamiento con cannabis medicinal, el 30% de los pacientes con TEA experimentó una significativa mejoría, y el 53,7% una mejoría moderada

La capacidad de estos pacientes para realizar actividades de la vida diaria como ducharse y vestirse solos también mejoró, ya que solo el 26,4% no presentaban dificultades para hacerlo antes de seguir la terapia con cannabis medicinal, y tras el tratamiento el 42,9% logró mejorar su capacidad para llevar a cabo estas tareas de forma independiente.

Disfrutar de un sueño reparador y mantener la concentración, que antes del tratamiento se situaban en un 3,3% y 0%, respectivamente, subieron al 24,7% y el 14% al seguir la terapia, mientras que el 63,5% de los participantes en el estudio también experimentó una mejora en el estado de ánimo positivo a los seis meses, en comparación con el 42% que refirieron tenerlo al inicio del trabajo.

 

Original.

(Visited 1 times, 3 visits today)

Etiquetas ,