Los signos de la depresión y el suicidio que no deberías ignorar

Los signos de la depresión y el suicidio que no deberías ignorar

Los suicidios del chef y presentador de televisión Anthony Bourdain y la diseñadora Kate Spade , ocurridos la semana pasada, han vuelto a poner el foco en la depresión y sus efectos secundarios. Para la gente, Spade parecía tener una vida perfecta. Sin embargo, a puerta cerradas “había demonios personales contra los que estaba luchando”, dijo su viudo, Andy Spade, en una declaración tras la muerte de la modista, el pasado 5 de junio, a los 55 años.

“Ella buscaba activamente ayuda para su depresión y ansiedad… Iba al médico de forma regular y tomaba medicamentos para ambas enfermedades”, dijo Spade, enfatizando que su muerte fue un “completo shock”. Al fallecimieno de Spade se suma el de Anthony Bourdain, el popular chef y personalidad de la televisión, que se quitó la vida a los 61 años.

La depresión es el principal factor de riesgo de suicidio. También es la causa principal de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud, que cifra en más de 300 millones las personas que padecen la enfermedad.

Los trastornos del sueño son una de las características más comunes de la depresión

Las tasas de depresión no paran de aumentar en todo el mundo, pero la falta de apoyo a las cuestiones de salud mental sumada al estigma social de esta enfermedad, implica que muchos no reciban el tratamiento que necesitan para llevar una vida saludable.

Para alguien que vive con depresión, poder hablar con un ser querido o alguien en quien confíe es un primer paso para encontrar un tratamiento y recuperarse. La depresión aumenta el riesgo de padecer enfermedades y trastornos graves, entre los que se encuentran la adicción, el comportamiento suicida, la diabetes y las enfermedades del corazón, que se encuentran entre los mayores asesinos del mundo.

 

“Tengo ansiedad desde los siete años”: la epidemia silenciosa de la juventud española

La precariedad, las redes sociales o el fracaso de las expectativas vitales son algunos de los motivos que está haciendo de la juventud actual la que más sufre esta enfermedad mental

 

“Algunas personas creen de manera errónea que ofrecer ayuda a alguien en riesgo de suicidio empeorará la situación, pero en realidad no es así y se puede salvar una vida”, afirma Jeffrey Borenstein, presidente de Brain & Behavior Research Foundation.

Aunque haya más del doble de mujeres diagnosticadas con depresión (un 15% frente al 6% de los hombres en España), las estadísticas son parejas cuando se trata de sus síntomas. No obstante, los hombres pueden padecer una sintomatología diferente por factores como la carga hormonal o los estereotipos propios de la sociedad.

Por eso, hay que estar atento a las señales:

1) Cambios en el sueño

Los trastornos del sueño son una de las características más tempranas y comunes de la depresión. De hecho, tres cuartas partes de los pacientes tienen síntomas de insomnio, según un estudio publicado en ‘Dialogues in Clinical Neuroscience’.

Las personas también pueden experimentar lo que se llama “agitación psicomotora”, que puede causar inquietud e incapacidad para sentirse cómodo, asegura Joseph Calabrese, profesor de Psiquiatría y director del Programa de trastornos del estado de ánimo del Hospital Cleveland University Medical Centers, recoge ‘Today’.

La gente, básicamente, se queda atrapada en un ciclo de repetir situaciones negativas o analizar en exceso sus problemas

2) Mente confusa

Una de las cosas que las personas realmente deben tener en cuenta es cuán bien están funcionando a nivel cognitivo. A veces las personas no pueden sentarse durante 30 minutos a ver la televisión, a leer o hacer cualquier cosa que requiera algo de atención.

Otros signos sutiles de depresión pueden incluir una especie de “lentitud de pensamiento”, olvido y dificultad para tomar decisiones.

3) Demasiada preocupación

La gente, básicamente, se queda atrapada en un ciclo de repetir situaciones negativas o analizar en exceso cosas.

Una pequeña autorreflexión es buena, pero preocuparse demasiado y hablar de las mismas cosas una y otra vez, se hace difícil para las personas que los rodean, que tienden a rechazarlos, lo que puede casuarles o aumentar su depresión, así como que florezcan sentimientos de baja autoestima.

 


 

4) Fluctuaciones de peso

Los cambios de peso pueden ser una señal de advertencia de depresión. Algunas personas pueden comenzar a comer demasiado. Otros pueden perder interés en lo culinario.

Estas modificaciones en sus patrones de alimentación pueden ir acompañados de fatiga y pérdida de placer. La mayoría de la gente disfruta de una buena comida, y los que están deprimidos pierden energía e interés, incluso comiendo. O pueden sobrecompensar y simplemente comer demasiado.

El comer en exceso o la pérdida de interés en los alimentos puede tener poco que ver con el hambre, ya que la depresión puede alterar partes del cerebro relacionadas con el control del placer y el apetito.

 

El ‘running’ alivia la depresión y mejora los niveles de estrés y ansiedad

Aumenta los niveles de noradrenalina, sustancia implicada en la respuesta del organismo al estrés, y de serotonina a nivel cerebral, lo que contribuye a mejorar síntomas depresivos

 

5) Pérdida de interés sexual

La depresión puede afectar al sistema límbico del cerebro, el área que controla el apetito, el sueño, la energía y el deseo sexual. Además, tomar ciertos antidepresivos pueden también hundir las ganas de tener relaciones sexuales.

6) Agresividad

Cuando alguien está deprimido no puede dar una explicación clara a su frustración, tan solo la siente y expresa. En algunos casos, los arrebatos de ira pueden deberse a un sentimiento de impotencia ante los problemas o el estado de salud.

 

 

Original. 

0 Comentarios desactivados 684 12 junio, 2018 Compartamos, yo me cuido junio 12, 2018

Buscar