Ciencia sorprendente: limpiarse los dientes para evitar la disfunción eréctil

Los hombres con periodontitis tienen más riesgo de sufrir disfunción eréctil, por lo que un correcto cepillado de dientes y una adecuada higiene bucal pueden ayudar a prevenir este tipo de impotencia sexual masculina.

Es un tema tabú para muchos hombres, pero que podría tener una solución tan sencilla que parece loca. Hablamos de la disfunción eréctil, esa incapacidad para tener una erección debido a causas orgánicas, psicológicas o una combinación de ambas. Y es que un grupo de científicos españoles han descubierto una particular relación entre la salud del pene y la higiene bucal.

Nos explicamos: los hombres con periodontitis (una enfermedad que consiste en la inflamación de las encías y de las estructuras que rodean y soportan al diente) tienen más riesgo de sufrir disfunción eréctil, por lo que un correcto cepillado de dientes y una adecuada higiene bucal pueden ayudar a prevenir este tipo de impotencia sexual masculina.

Así se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR), pertenecientes a los departamentos de Cirugía y sus especialidades (Urología) y Estomatología. En la periodontitis, las propias bacterias periodontales o las citoquinas inflamatorias originadas en el foco gingival, lesionan los endotelios vasculares, pero cuando esta disfunción endotelial acontece en los vasos del pene, se altera el flujo sanguíneo en este órgano y acontece la impotencia.

En este estudio de 80 casos y 78 controles se recogieron datos sociodemográficos, se realizó un examen periodontal y una analítica para medir los niveles de testosterona, el perfil lipídico, la proteína C-reactiva, la glucemia y la hemoglobina glicosilada.

Los científicos hallaron que el 74% de los pacientes con disfunción eréctil presentaron periodontitis. Además, los pacientes con periodontitis tuvieron 2,28 veces más probabilidad de sufrir una disfunción eréctil que los pacientes periodontalmente sanos. Las variables bioquímicas que se asociaron con la enfermedad de los bajos fondos fueron los niveles de triglicéridos, proteína C reactiva y la hemoglobina glicosilada.

Este estudio, el primero que se realiza sobre esta temática en población europea, se realizó dentro de un proyecto de tesis doctoral, cuya autora fue la odontóloga Amada Martín Amat y sus directores, los profesores Francisco Mesa (Estomatología) y Miguel Arrabal (Urología).

 

Original.

(Visited 1 times, 22 visits today)

Etiquetas