Así es la historia de amor de una pareja con autismo

Pareja

La historia de la estadounidense Dina Buno es la de una mujer en busca de la felicidad. Encontró el amor siendo muy joven, pero su marido falleció de cáncer a los pocos años de casarse. Mientras intentaba reconstruir su vida, sufrió una grave agresión física por parte de una de sus parejas. Sobrevivió a las puñaladas y no tuvo miedo a encontrar de nuevo el amor. Ahora, cumplidos los 50, está a punto de casarse con Scott. Ambos se encuentran en el espectro del autismo.

Un documental que se llama como ella y que emite Movistar + muestra los preparativos de su boda y los retos a los que se enfrentan, muchos de ellos completamente universales y reconocibles para el espectador. Es, como le gusta decir a sus directores, “una comedia romántica ambientada en el mundo real”. Magnética y determinada, su heroína atrae la atención del espectador sin apenas esfuerzo.

El cineasta Dan Sickles conoce a Dina de toda la vida y sabía de su potencial. Era alumna de su padre en el colegio y fue su niñera durante un tiempo. Al enterarse de que volvía a casarse, decidió rodar junto a su colega Antonio Santini un momento en la vida de una mujer a la que considera una fuerza de la naturaleza. “Su arrolladora personalidad compensa sus limitaciones —cuenta a EL PAÍS—. Ella es clara y directa; sabe lo que quiere y lo expresa. Y termina siendo más empoderada que muchas de las mujeres que conocemos. Aprendió a leer prácticamente sola cuando estaba en tercero de primaria, después de que todos los profesores hubieran tirado la toalla con ella”.

Los síntomas de Dina son más suaves que los de Scott, lo que plantea un conflicto entre la pareja de enamorados. Él, con una marcada sensibilidad artística, se siente incómodo con la intimidad física. Los nervios afloran mientras preparan la boda y su luna de miel. Y la cámara nos cuela en su vida en común como lo hacen las comedias del cine independiente estadounidense, a través de diálogos casuales y planos a medio camino entre la artificialidad de lo estético y la naturalidad de lo cotidiano.

“Ella recuerda su primer matrimonio como la historia de amor perfecta. Su marido estaba diagnosticado con esquizofrenia. Sentirse diferentes del resto era algo que les unía. Se conocieron cuando ella se independizó, porque él trabajaba en el edificio. Dina aprendió de él la intimidad y la forma de tener un cómplice, y es algo que intenta aportar a su relación con Scott”, comenta Santini.

Así es la historia de amor de una pareja con autismo

Un instante del documental Dina

Los prejuicios funcionan como invisibles personajes secundarios de este relato. “Conozco a Dina desde antes de que le diagnosticaran, así que mi mirada es muy limpia en torno al autismo. Esas etiquetas tienen un impacto enorme en la vida de Dina. Le limitan mucho más que su propia condición. No es verdad que todos ellos sean incapaces de mantener una relación afectiva con otras personas, aunque no sea un camino de rosas”, dice Dan Sickles, quien grabó junto a Santini más de 500 horas de material, hasta convertirse en “parte del mobiliario” de la casa de la pareja.

“El espectro del autismo es muy amplio y tendemos a darle siempre el mismo significado. No son necesariamente más neuróticos que el resto de personas. Es cierto que tienen formas diferentes de ver el mundo que las de una persona considerada normal, pero en ocasiones sus puntos de vista son más valiosos. Scott, por ejemplo, tiene una increíble sensibilidad para la música, aunque su condición le haga saberse de memoria el orden de cada una de las canciones de los discos que le gustan. ¿Son gente complicada? Todos lo somos”, responde Santini.

El éxito del documental Life, Animated, que protagoniza un niño con autismo cuyo mundo se amplía a través de las películas de animación, ha abierto algunas puertas a películas como Dina, ganadora del Gran Premio del Jurado del Festival de Sundance 2017.

Los directores creen que, a pesar de la atención extra, todavía hay un camino por recorrer. Los protagonistas de esta historia de amor siguen siendo invisibles: “El hecho de que nos pregunten a menudo si hemos tenido que gestionar con la madre de Dina el consentimiento para que su vida fuera expuesta en un documental lo demuestra. Dina gestiona sus cuentas bancarias y puede comprarse un billete de avión a China cuando quiera. Cuando le enseñábamos el material que íbamos grabando, nos daba su opinión. Hubiera dirigido ella sola el documental si le hubiésemos dejado”.

 

 

Original. 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas , , ,