Una youtuber devuelve a su hijo adoptivo porque tiene autismo y la destrozan en las redes

Autismo

Unos padres buscan un hijo al que poder ofrecer su amor. Un niño busca ese amor que se le ha sido negado. Parece que es la combinación perfecta, pero no siempre es así: el 2% de las adopciones suele fracasar por diversos motivos, y las consecuencias para padres e hijos son muy difíciles de solventar. Sin embargo, sucede: cuando la convivencia es insostenible o las expectativas son insuperables, se produce una adopción fallida.

En Estados Unidos​, cuando las adopciones, sobre todo las de tipo internacional, resultan fallidas (entre el 6-11%, sobre todo en niños mayores de 5 años), se procede de la misma manera que si se abandonase a un hijo biológico, con una condición: son los padres adoptivos los que tienen que buscar un nuevo hogar para el niño, o buscar los recursos que puedan lograrlo (agencias de adopción, gobiernos locales).

Eso mismo ha hecho la youtuber y “mami blogger” Myka Stauffer, que revolucionó a sus seguidores en las redes sociales por “devolver” a su hijo Huxley, de 4 años y que adoptaron en China, porque tiene autismo.

Ella misma confirmó la historia en YouTube​, alegando que la decisión habría venido tomada porque el niño tenía “necesidades especiales de las que no eran conocedores”. Se les había confirmado que el pequeño tenía autismo y un tumor cerebral, pero según ellos, eso era todo.

“Con las adopciones internacionales siempre hay algo que se desconoce o cosas que no son transparentes en los informes”, dice su marido, James, en el video, “Una vez que Huxley llegó a casa había un montón de necesidades especiales de las que no éramos conscientes, y nadie nos había dicho nada. Durante años hemos intentado ayudarle. Es difícil escuchar según qué cosas de los médicos y ha sido muy doloroso para nosotros, porque no es lo que queríamos escuchar. Nunca quisimos estar en esta situación, y hemos intentado que tuviese todos los recursos y ayuda posible. Le queremos de verdad”.

“Tenemos días muy malos. Busco ayuda y a veces me pongo a llorar. Una cosa sé seguro: Huxley no pasa un día sin ser querido incondicionalmente”, escribía Myka en The Bump, hace tan solo unos meses, “La adopción es amor. Lleva consigo un montón de coraje, sudor y lágrimas, pero merece muchísimo la pena al final. Incluso si ese final parece distinto de lo que habías planeado, recuerda, ‘diferente’ no es nada malo”.

Parece que ser ‘diferente’ es lo que habría podido con ellos. Myka añade que se siente “un fallo como madre”, sobre todo porque está recibiendo todo tipo de acoso en las redes sociales por la decisión que han tomado. Aún así, no han querido revelar el motivo exacto del “traslado” del pequeño para proteger su privacidad.

Sin embargo, aquí está el problema que ven los usuarios de las redes sociales: la pareja dice no conocer las necesidades del pequeño, pero se ha lucrado con él y sus necesidades desde que llegó a la familia; haciendo público en las redes sociales cada paso del camino desde que anunciaron su intención de adoptar, hasta su viaje a China a reencontrarse con el pequeño, a su día a día ya en los Estados Unidos.


Más de 1,5 millones de suscriptores solo en YouTube han visto los altibajos de Huxley 
desde que llegó a su casa. No solo eso, sino que la familia recaudó fondos a través de las redes sociales para poder adoptarlo. El video de su primer encuentro ha sido visto por más de 5,5 millones de usuarios en la plataforma, y la familia se benefició de ello económicamente.

Ahora, se han visto “obligados” a confesar lo sucedido, ya que el pequeño había desaparecido de sus redes sociales, como si no existiese, desde hacía meses (su última foto fue en marzo). Fue ahí donde sus seguidores se dieron cuenta de que algo pasaba, y alertaron a las empresas que utilizan a la familia como imagen. Un usuario incluso ha abierto una petición en Change.org solicitando que se le retiren los beneficios generados por el contenido en el que aparecía el pequeño en redes.

Por suerte para Huxley, se encuentra ahora en una familia que parece ser perfecta para él, ya que han confirmado que el niño está muy feliz. Los Stauffer, por su parte, tenían planes de adoptar a otro pequeño “de Uganda o Etiopía” después de Huxley, pero no se sabe si continúan con ese proceso.

Original. 

(Visited 1 times, 4 visits today)

Etiquetas , ,