Un estudio revela que la osteoporosis no es solo cosa de mujeres

Según la definición que comparte la Fundación Española de Reumatología, la osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea (DMO). Así, los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

Tradicionalmente, esta enfermedad ha sido asociada con mayor frecuencia a las mujeres menopáusicas. De hecho, en España, aproximadamente 2 millones de mujeres padecen osteoporosis, con una prevalencia en la población postmenopáusica del 25% (1 de cada 4). Se estima que esta enfermedad es la causante de unas 25.000 fracturas cada año. Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica en su vida.

Los hombres, en el foco

Ahora, un estudio a cargo de expertos de Universidad de Mississippi (EEUU), concluye, tras estudiar 173 casos, el 28 por ciento de los hombres y el 26 por ciento de las mujeres entre 35 y 50 años de edad tenían osteopenia, un precursor de la osteoporosis. Un resultados, publicados en la revista ‘Journal of the American Osteopathic Association’, que sorprendieron a los propios investigadores.

“En general, asociamos la pérdida de la densidad mineral ósea con las mujeres posmenopáusicas, pero los resultados muestran un riesgo elevado en los hombres más jóvenes. Casi todos los participantes que se encontraron con osteopenia se sorprendieron y creo que este es un problema más frecuente de lo que se podía esperar en un primer momento”, explica Martha Ann Bass, principal investigadora y profesora asociada de Salud, aunque también también hay que señalar algunas limitaciones en el estudio como la propia muestra, relativamente pequeña,a u otros aspectos relacionados con la nutrición, el estilo de vida, la actividad física o la genética de los participantes.

No obstante, a pesar de que son necesarios estudios complementarios, la investigación norteamericana pone el foco sobre la necesidad manera de mantener la DMO es a través de ejercicios con pesas, caminar, correr y saltar ya que, aunque la dieta es importante, lo es más el ejercicio físico.

 

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas