TOLERANCIA

La tolerancia es la mejor amiga de la paz.

La tolerancia, cuantas veces no hemos escuchado a políticos utilizar como su as bajo la manga, que si son electos promoverán el valor de la tolerancia en sus administraciones, esto es porque a pesar de tanta información por todos los medios de comunicación sobre como debemos ser mas abiertos a respetar la ideología y la forma de vida de las personas para tener una mejor convivencia con la sociedad y con nuestro entorno, no lo llevamos a la practica, nos dicen que la tolerancia es una forma de vivir en armonía, con todo y esto, seguimos siendo duros con los mas desprotegidos o las minorías, por una parte nos enseñan a ser tolerantes y entender las diferencias, pero por otra parte nos inundan con información de que el camino a la felicidad es la perfección en todos los aspectos, por lo tanto seguimos siendo una sociedad que no permitimos ni toleramos lo que es diferente, lo que no esta apegado a lo estético.

Contra los problemas de discriminación, racismo y xenofobia que aquejan a nuestro mundo, nuestro mejor aliado es el valor de la tolerancia, que es el respeto a las creencias, ideas o practicas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. Lo anterior implica no hacer juicios para criticar los pensamientos y actos de las otras personas, sean cercanas o lejanas.

Vemos a diario ejemplos de intolerancia hacia otras religiones, preferencias sexuales, personas con algún tipo de discapacidad, orientaciones políticas, razas, etcétera. Desafortunadamente, la crisis de valores ha fomentado que se pierda el respeto entre los individuos, que cada vez se vuelven más intolerantes y, por ende, irrespetuosos.

Dice un dicho popular que “cada cabeza es un mundo”, y estamos conscientes de cada uno de nosotros fue educado de manera diferente. En el siglo pasado la educación era mas conservadora de lo que es ahora, es por eso que muchas personas temen o no aceptan la diversidad cultural, pero debemos tomar en cuenta que si nosotros viajáramos a otro país tal vez seriamos victimas de algún tipo de discriminación; ¿como nos sentiríamos? Siempre hay que ponernos por un minuto en los zapatos del otro.

Cuando un niño va entrando a la adolescencia se va formando su visión de mundo con base en la educación que recibió y con las ideas de quienes lo rodearon. Tiene idea de lo que es aceptable, lo que es correcto y así va adquiriendo fuerza para tomar sus propias decisiones. Por esta razón, es importante que la educación se oriente a promover la tolerancia y el respeto, pues lo contrario, cuando el niño llegue a ser adulto, tendrá una visión muy limitada. Lo anterior puede ser muy negativo, pues no sabemos con quien se casara nuestro hijo, que ideas tendrá, que costumbres o tradiciones respeta, pero si cuenta con la cualidad de ser tolerante podrá adaptarse a cualquier situación que se le presente y llegara a tener mas posibilidades de ser feliz.

 

(Visited 21 times, 10 visits today)

Etiquetas