Todo lo que debes saber sobre el cáncer de ovario

Cáncer de ovario

A día de hoy, el cáncer de ovario ocupa  el quinto lugar en cuanto a tasas de fallecimiento relacionadas con esta enfermedad. En los últimos años están aumentando, sobre todo, el cáncer de pulmón y el colorrectal en la mujer, dos realidades que también deberíamos tener en cuenta.

Ahora bien, que el cáncer de ovario ocupe el quinto lugar no quiere decir que sea menos grave. De hecho, es la enfermedad ginecológica que más vidas se lleva cada año.

Estamos ante una enfermedad donde la prevención es clave, y donde, no lo olvidemos nunca, los avances son continuos, hasta el punto de conseguir que la palabra cáncer ya no esté relacionada de forma inevitable con la muerte.

Debemos aprender a prevenir esta enfermedad, y para ello existen novedosos tratamientos, como los basados en la inmunidad, que están trayendo buenos resultados, y de los cuales deseamos hablarte también.

Hoy en nuestro espacio queremos darte toda la información que necesitas sobre el cáncer de ovario.

Esos pequeños cambios en el funcionamiento de los ovarios

Debemos pensar en nuestros ovarios como en glándulas formadas por células germinativas. Tienen forma de almendra y no miden más de 4 centímetros, pero las funciones que llevan a cabo son asombrosas, a la vez que maravillosas:

  • Todos los meses se origina un óvulo. Si este no es fecundado, será destruido por un tipo de glóbulos blancos que hacen desaparecer lo que no le sirve al organismo.
  • Con la menstruación, lo que eliminamos en realidad es la capa que se había preparado en el endometrio para alojar el óvulo fecundado.
  • Los ovarios son la fuente principal de estrógenos y progesterona. Dos hormonas esenciales para regular múltiples procesos, como el propio ciclo menstrual y el embarazo.

Alteraciones en los ovarios que dan paso a las células cancerosas

El cáncer de ovario se origina en el momento en que las células sanas empiezan a cambiar y a proliferar sin control. Es en este punto cuando dicho crecimiento, ese tumor, se convierte en canceroso o benigno:

  • Un tumor será canceroso si crece y sus células se diseminan por todo el organismo.
  • Un tumor será benigno si sus células no se diseminan. Un quiste en el ovario, por ejemplo, no es canceroso.

Causas que determinan la aparición de un cáncer de ovario

Cancer-de-ovario

A día de hoy no se conocen las causas exactas que determinan la aparición de un cáncer de ovario. Ahora bien, lo que nos indican los expertos es que al menos, sí tenemos definidos una serie de factores que pueden determinar la aparición de esta enfermedad.

Mutaciones genéticas hereditarias

Hemos de aclarar, en primer lugar, que el que nuestras madres o abuelas hayan sufrido un cáncer de ovario no determina en un 100% el que nosotras lo vayamos a sufrir también.

En realidad, la probabilidad está entre un 15 y un 20%.

  • Las mutaciones en las células debido a un origen genético hereditario las determinarán los genes BRCA1 o BRCA2.
  • Si tenemos en nuestra familia antecedentes de cáncer de ovario, lo más adecuado sería someternos a un análisis genético para determinar esta probabilidad.

Mutaciones genéticas adquiridas

Las mutaciones genéticas adquiridas vienen determinadas por factores externos que, en un momento dado, pueden llegar desde focos como el medio ambiente o productos químicos.

Cabe decir que, a día de hoy, no se ha podido establecer una causa directa de ningún contaminante o alimento que pueda originar al 100% un cáncer de ovario. Hay, eso sí, determinados riesgos en los siguientes elementos:

El tabaco

la relación entre el tabaquismo y el cáncer ginecológico es un riesgo que no podemos pasar por alto.

Elementos químicos externos

Dentro de estos nos encontraríamos con los pesticidas, insecticidas o polvos de talco. En estos casos la relación no ha sido probada ni demostrada.

En los últimos años se estableció, por ejemplo, una relación casi directa entre el uso continuado de los polvos de talco y el cáncer de ovario, pero a día de hoy este dato no ha podido demostrarse.

Obesidad y cáncer de ovario

La obesidad es un riesgo general para nuestra salud. Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Chile, la relación entre un alto nivel de grasa corporal y el cáncer de ovario es importante, de ahí que debamos tenerla en cuenta.

  • El tejido adiposo es un tejido endocrino que acumula no solo reserva energética en el organismo. A través de este también se almacenan y se segregan a nuestro torrente sanguíneo diferentes moléculas como la leptina, la adiponectina33-35, así como estrógenos.
  • Todos ellos favorecen una angiogénesis y una proliferación celular anormal que, en un momento dado, pueden generar un cáncer de ovario. Es un riesgo que debemos tener en cuenta.

En conclusión, si bien es cierto que tendremos un riesgo mayor de sufrir cáncer de ovario si disponemos de antecedentes familiares, estos no son determinantes. La mayoría de los cánceres de ovario se deben a varias mutaciones genéticas cuyas causas se desconocen.

No obstante, se sabe que existen ciertos genes, como el TP53 o el oncogén HER2, que pueden determinar su aparición y sobre los cuales se están llevando a cabo múltiples estudios.

(Visited 19 times, 8 visits today)

Etiquetas ,