Robótica, un pretexto para la socialización de chicos con autismo

Autismo

De regreso a casa, el chico no paró de hablar a su madre de su clase de robótica y fue hilando una conversación como jamás se escuchó de sus labios, era hasta entonces muy difícil que compartiera verbalmente alguna de sus emociones.

Enfrenta autismo, y en él se reflejan algunos de los logros más importantes de la Escuela de Robótica Incluyente Edu STEAM. El taller se ha convertido en una excelente estrategia de intervención en habilidades de socialización de personas con autismo, con el paso de unos 70 alumnos desde su creación, la escuela auspiciada por Universidad La Salle Laguna, evidencia cómo aprendizajes STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, por sus siglas en inglés) logra resultados inesperados en niños y jóvenes.

“La robótica es solo un pretexto”, dice sin titubear Gerardo González Adame, coordinador STEAM en el Instituto Francés La Salle y líder del proyecto. Sabe que uniendo bloques lo que más están trabajando es la parte psicosocial de sus alumnos, de niños y jóvenes que llegan ‘enganchados’ por la tecnología, pero que en breve tiempo estarán interactuando con sus compañeros como no lo habían hecho antes.

En el mundo uno de cada 160 niños presenta condición de autismo, según la Organización Mundial de la Salud, y aunque en México no hay datos exactos se estima que alrededor de 6 mil 200 personas nacen cada año con esa condición.

El equipo ha participado en dos ocasiones en competencias de robótica FIRST y ha logrado pasar a fases nacionales, sus alumnos se seleccionan tras entrevistas que comprueban un genuino interés en la tecnología. Las clases son sin costo, como facilitadores asisten alumnos de preparatoria de La Salle.

Original.

(Visited 1 times, 4 visits today)