Robo de información y usurpación de identidad en la red

Robo de identidad

De acuerdo al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), en internet se registra un robo de identidad cada 4 segundos a nivel mundial, según la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras, cada año aproximadamente 400,000 personas son víctimas de robo de identidad, siendo internet el principal medio.

Durante 2010, se cometieron fraudes ligados a robo de identidad por 108 millones de pesos,  cifra superior al robo por cajeros automáticos que en ese año fue de 87 millones de pesos, según el Banco de México
– Se estima que México ocupa el octavo lugar mundial entre los países con alta incidencia de este delito.
El robo de identidad tiene lugar cuando:
alguien se hace pasar por otra persona y utiliza información personal de índole financiera para solicitar
– préstamos
– tarjetas de crédito
– adquirir bienes
– contratos con compañías prestadoras de servicios (como celulares)
En diciembre de 2011 el pleno de la Cámara de Diputados aprobó sancionar hasta con 12 años de cárcel a quien cometa robo de identidad con fines de fraude.
La reforma al artículo 387 del Código Penal Federal, destaca que:
– se sancionará a quien cometa este delito o utilice indebidamente cualquier tipo de identificación, clave de identificación personal bancaria, o cualquier otro documento identificatorio que pertenezca a otro.
– La reforma destaca que el “robo de identidad es uno de los delitos de cuello blanco con mayor índice de crecimiento en el mundo y en México”.
Para los defraudadores y ladrones es más lucrativo apropiarse de identificaciones para hacer uso indebido de tarjetas de crédito, de débito, cheques y cualquier documento que cuente con información personal.
Las tres principales fuentes de información de quienes cometen robo de identidad son: 
– pérdida de documentación
– el robo de carteras y portafolios
– información tomada directamente de una tarjeta bancaria.
Suplantación de la identidad
– La suplantación de identidad en las redes sociales ocurre cuando alguien toma el nombre, cuentas o información personal de otra persona para hacerse pasar por ella.
– En ella, los delincuentes aprovechan la confianza y popularidad de las personas en las redes sociales.
– Los responsables de una suplantación de identidad pueden ser avezados hackers contratados para vulnerar los errores de las redes sociales con ataques “phishing” y robar gran cantidad de información personal para cometer actos delictivos.
– Pero también puede ser usuarios comunes que crean cuentas falsas para actuar bajo el anonimato y hacer daño a terceros.
En casos de suplantación de identidad en las redes sociales:
– Trata de ponerte en contacto con el administrador de la red social para que elimine el perfil falso o te devuelva el control sobre el perfil secuestrado
– Si esto no funciona, denuncia el caso a la policía cibernética y realiza un acta con la presencia de un notario sobre los contenidos de la cuenta, antes de solicitar eliminación
– Si el usurpador se ha apoderado fraudulentamente de tu nombre y los datos y te compromete en situaciones ilegales peligrosas
– Es necesario denunciar los hechos ante las autoridades para que conste que la identidad ha sido suplantada y no puedan atribuirte los hechos cometidos por el infractor.
Cómo denunciar suplantación de identidad en Facebook: 
– Ve al perfil del impostor y dale clic al enlace “Denunciar a esta persona”, en la columna izquierda.
– Luego, marca la casilla: “Este perfil se está haciendo pasar por otra persona o es falso”
– y selecciona el motivo:
“ Se hace pasar por mí”
“Se hace pasar por alguien que conozco”
“Suplantación de una figura pública o una personalidad”
“Representa un negocio o una organización”
“No representa a una personal real”
Importante utilizar herramientas de seguridad (antivirus, anti-phishing), que identifiquen intentos de phishing vía e-mail y enlaces a páginas que intentan engañar a los usuarios para que den sus datos personales.
Recomendaciones 
– Mantenga los más altos niveles de privacidad en los perfiles de las redes sociales (Twitter, Facebook, Linkedin, etc.)
– Si alguien te pregunta por tus datos personales, piénsalo dos veces antes de dárselos a un desconocido
– Cuando realices compras online, asegúrate de que lo haces en los sitios verdaderos, que éstos sean reputados, que sean Webs seguras (https., candado de privacidad, etc.)
– Si recibes una oferta que parece ser demasiado buena para ser real, probablemente sea una estafa
– Intenta no llevar contigo varias tarjetas bancarias y nunca lleves encima el nº PIN, memorízalo y destrúyelo
– No permitas que ningún camarero, mesero o dependiente se lleve tu tarjeta a donde no la puedes ver
– No escribas tu PIN, tus contraseñas o nombres de usuario en ningún sitio y, si lo haces, guárdalo en un lugar absolutamente seguro
– Revisa tus cuentas bancarias con regularidad y avisa a tu entidad si ves algo raro
– Asegúrate de que el buzón de tu casa está bien cerrado y que nadie accede a tus recibos bancarios, teléfono, luz, agua, etc.
– Si ves que algún recibo no llega, llama para informarte.
Inai

 

Original.

(Visited 1 times, 4 visits today)