Quién quiere ser millonario: Aldana nació con microcefalia no madurativa y corre maratones con su padre

Microcefália

Amistad, compañerismo y entrega, tres valores que unen a Walter Padrón y a Leonel Brime, que participaron juntos en Quién quiere ser millonario. Se conocieron trabajando como recolectores de residuos, corriendo al costado del camión y revoleando bolsas a su interior noche tras noche, “Hacíamos recorridos muy largos, con frío, con lluvia, todo lo que pasa una persona que trabaja en la calle”. Una noche, Leonel le contó a Walter que había empezado a practicar running, y su amigo lo acompañó. Empezaron a entrenar juntos, y a participar en diferentes competencias.

Pero a la historia le falta una integrante, Aldana, la hija de Walter, que tiene microcefalia no madurativa y se encuentra en silla de ruedas: “No ve, no habla pero escucha, y por sobre todas las cosas siente”, cuenta su papá.

Así surgió la idea de llevarla a correr a ella también, con su papá empujando la silla, la alegría de Aldana en cada circuito se replicó en el estudio del programa: “Esa carita de felicidad que tiene ahora es la misma que pone cuando corremos”.

El equipo ya corrió cinco veces los 21k de Buenos Aires, y también el Maratón de Buenos Aires, el Champa Ultra Race y el Raid Columbia, entre otras. Pero queda un sueño para los amigos, y por él participaron junto a Santiago del Moro: la silla de correr de Aldana, “Vinimos a jugar por ella, y para poder llevarla a donde sea. Hay carreras en lugares muy lindos, como Mar del Plata o Santa Fe. La silla acá no se consigue, se compra en Estados Unidos y sale 700 dólares. Son sillas especiales para correr, a mí no me interesa el peso sino que ella tenga una buena postura”. El trío terminó la noche con 180 mil pesos, y la satisfacción de saber que hay equipo para rato.

 

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas