Plan detox. 21 días para desintoxicarte y sumar hábitos más saludables

Detox

Siempre estamos en la búsqueda de sentirnos mejor. Y las opciones son tan múltiples como personales: hay cosas que nos funcionan en determinado momento, hay prácticas que nos llegan como un salvavidas para rescatarnos, o como un faro luminoso para mostrarnos un posible nuevo camino. Los hábitos son eso: acciones, costumbres, elecciones cotidianas. Y desde las neurociencias, hoy ya sabemos que, para que nuestro cerebro las incorpore, necesita aproximadamente 21 días.

Por eso, te proponemos la oportunidad de que diseñes una nueva ruta para tus días. ¿Qué estás dispuesta a incorporar durante las próximas tres semanas para sentirte mejor? También te damos un plan detox alimenticio de 7 días -diseñado por Nat Amengual- para aprovechar el verano y limpiar tu cuerpo de toxinas.

UNA SEMANA DETOX

Este es un plan semanal para limpiar tu cuerpo y mente y arrancar el año liviana y con mucha energía. Le pedimos a la nutricionista Nat Amengual, especialista en alimentación naturista, que nos diseñara un plan especial para eliminar toxinas, alcalinizar la sangre y limpiar en profundidad tu mente. Un consejo: al principio, te recomendamos probarlo durante una semana para chequear cómo te sentís y, si está todo bien, podés ampliarlo a dos semanas más, pero siempre con la supervisión de un profesional nutricionista.

Días 1 y 2

  • Intención: “QUÉ LINDA TE QUEDA TU DECISIÓN DE SER FELIZ”.
  • Desayuno: jugo de ½ limón en un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato de sodio. Jugo de pepino, zucchini, perejil, apio, manzana verde y raíz de jengibre (una uñita).
  • Durante el día: beber de uno a tres vasos de té de cáscara de ananá: hacerlo lavando bien el ananá (si su procedencia no es de agricultura orgánica o agroecológica, se puede sumergir en agua con bicarbonato para lavar agentes químicos, cepillar y enjuagar bien con agua), pelarlo y, con un puñado grande de cáscara, realizar el té: colocarlo en agua hirviendo y dejar hervir 3 minutos. Apagar el fuego, colar y dejar entibiar (se puede guardar en heladera y beber frío o a temperatura ambiente).
  • Tip de ensueño: el té de cáscara de ananá elimina la celulitis.
  • Almuerzo: ensalada de apio (hojas y pencas), rúcula, tomates cherry, perejil picado, 3 nueces picadas y 3 cucharadas de mijo cocido. Condimentar con jugo de limón, aceite de oliva extravirgen de primera prensión en frío, sal marina, cúrcuma y una pizca de pimienta de cayena.
  • Merienda: jugo de remolacha, manzana roja y arándanos (o uvas, cerezas o ciruelas descarozadas). Acompañar comiendo 1 o 2 galletas de arroz con mayonesa de remolacha.
  • ¿Cómo hacer mayonesa de remolacha? Clásica receta de la medicina naturista: hervir remolachas peladas, preferentemente al vapor, y procesar con sal marina, ajo picado, aceite de oliva y jugo de limón. Guardar en un recipiente con tapa en la heladera. Su durabilidad es de aproximadamente 5 días. Se puede hacer también de zanahoria de la misma manera.
  • Cena: ensalada de calabaza rallada, remolacha rallada, kale (de conseguir), lechuga morada o repollo colorado ablandado + 4 cucharadas de quínoa roja (de conseguir) o tradicional. Condimentar igual que el desayuno. Se puede poner un poquito de mayonesa de remolacha.

Detox

¿Cómo preparar la quínoa? Es lo que se denomina un pseudocereal, brinda proteínas completas y es un alimento extraordinario y nutritivo. Para cocinarla, primero hay que lavarla, se recomienda su enjuague de 5 a 7 veces (para retirarle la saponina que la recubre, se la puede colocar en un colador de malla fina, sumergir en agua y ayudar con las manos para enjuagar los granos), luego de este paso queda lista para ser cocida como si fuese un arroz integral: 3 tazas de agua por cada taza de quínoa y hervir hasta que se consuma toda el agua o hasta que esté blandita. Con el mijo resulta similar, solo que no necesitamos enjuagarlo, la cocción es directa al agua hirviendo.

  • Antes de ir a la cama: beber un té de ortiga seca (la podés conseguir en dietéticas o herboristerías; preparación: en 1 taza de agua hirviendo, agregar 1 cucharada sopera, dejar reposar de dos a tres minutos, colar y beber tibio. No usar endulzantes de ningún tipo). Agradecer la vida…, agradecer esta experiencia humana.

Días 3 y 4

  • Intención: “LO QUE FLUYE… CORRESPONDE”.
  • Desayuno: jugo de ½ limón en un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato de sodio. Jugo de pepino, zucchini, perejil, apio, manzana verde y raíz de jengibre (una uñita). Acompañar comiendo rodajas de ananá.
  • Durante el día: beber de uno a tres vasos de té de cáscara de ananá.
  • Almuerzo: ensalada de zanahoria rallada, tomate, lechuga (la variedad que quieras), perejil y 3 a 4 cucharadas de quínoa o mijo a elección. Condimentar con jugo de limón, aceite de oliva extravirgen de primera prensión en frío, sal marina, cúrcuma y pizca de pimienta de cayena.
  • Merienda: jugo de zanahoria, manzana roja y apio. Acompañar con 1 o 2 galletas de arroz con mayonesa de zanahoria (se realiza igual que la mayonesa de remolacha, pero con zanahorias cocidas, preferentemente al vapor).
  • Cena: ensalada mixta a elección con 3 a 4 cucharadas de mijo o quínoa. Se pueden agregar 3 a 4 nueces.
  • Antes de ir a la cama: recordar beber el té de ortiga y agradecer la posibilidad de haber vivido un día pleno.

Días 5 y 6

  • Intención: “ME ABRO A LA VIDA…, CONFÍO”.
  • Desayuno: jugo de ½ limón en un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato de sodio. Licuado de melón y durazno (con agua). También puede ser un licuado de sandía y durazno. Para comer, optar por rodajas de ananá y un puñado de almendras.
  • Media mañana: infusión, puede ser mate con yerba orgánica (se consigue en dietéticas) o té de manzanilla, cedrón o la hierba que se prefiera (siempre sin endulzantes de ningún tipo), con 1 a 2 galletas de arroz con mayo de remolacha o zanahoria.
  • Durante el día: beber de uno a tres vasos de té de cáscara de ananá.
  • Almuerzo: ensalada de pepino, perejil, apio, zucchini rallado y calabaza o zanahoria ralladas con 3 a 4 cucharadas de quínoa o mijo a elección. Condimentar con jugo de limón, aceite de oliva extravirgen de primera prensión en frío, sal marina, cúrcuma y una pizca de pimienta de cayena.
  • Merienda: licuado de ananá. Comer mango o duraznos.
  • Media tarde: lo mismo que a media mañana.
  • Cena: ensalada mixta a elección con 3 a 4 cucharadas de quínoa o mijo.

Antes de ir a la cama: recordar beber el té de ortiga y agradecer a LA CASA, el hogar que nos contiene y cobija por todo lo que significa su contención. Agradecer la cocina y el tiempo que pasamos en ella creando, además de delicias, medicinas naturales para nuestro cuerpo.

Día 7

  • Intención: “SOMOS LO QUE COMEMOS, RESPIRAMOS Y PENSAMOS”.
  • Desayuno y merienda: jugo de ½ limón en un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato de sodio. Jugo de pepino o zucchini, manzana verde, perejil y apio. Comer 1 fruta a elección.
  • Almuerzo y cena: seleccionar hojas verdes como kale, lechuga, rúcula, acelga cruda, espinaca, apio, se le puede agregar nueces, perejil y ajo picado (tipo pesto) + 3 a 4 cdas. de quínoa o mijo. Condimentar a gusto.
  • Antes de ir a la cama: recordar beber el té de ortiga y agradecer profundamente a cada MAESTRO, a todos, a los geniales y a los incómodos… A todos nuestros maestros que nos han enseñado lecciones.
Crédito: Getty Images.

YO ME NUTRO

. Alimentarse 21 días sin harinas blancas ni azúcar blanco.

. Tomar 2 litros de agua diarios.

. Hacer un detox vegano durante 1 semana.

YO ME MUEVO

. Sumar una rutina de entrenamiento 3 veces por semana.

. Caminar/ir en bici durante 21 días al trabajo.

. Nadar

. Explorar la ciudad con ojos de turista.

YO ME CONECTO

. Meditar con alguna técnica durante 21 días.

. Dedicarle media hora diaria a la lectura.

. Escuchar música.

YO HAGO

. Conectarse con un hobbie.

. Desconectarse algún día a la semana de la tecnología.

. Llevar un diario de escritura: escribir diariamente durante 21 días las sensaciones cotidianas.

YO ME RELACIONO

. Armar algún ritual semanal con la pareja / amigas / familia.

. Entrenar alguna habilidad social: empatía, compasión, gratitud, reconocimiento, perdón, etc.

YO ME MIMO

. Levantarse 1 hora antes durante 21 días y armar una rutina para mimarse.

. Planear un retiro corto para conectarse con una misma.

. Tomar jugos por la mañana para nutrir la piel.

¿Cómo combinar las frutas?

La trofología es el estudio de la combinación de alimentos y es importante que lo tengas en cuenta a la hora de hacer un detox. ¿Qué tener en cuenta? Ácidas: se pueden combinar entre sí.

Dulces: se pueden combinar entre sí.

Semiácidas: se pueden mezclar con los dos grupos (ácidas y dulces).

Comer solas: melón y sandía.

  • ÁCIDAS: Cereza / Frutilla / Naranja / Limón/lima / Ananá / Kiwi / Pomelo / Granada / Mandarina / Arándanos
  • SEMIÁCIDAS: Manzana / Pera / Durazno / Mango / Ciruela / Uvas verdes / Papaya
  • DULCES: Banana / Mamey / Higos / Dátiles / Uvas rojas / Ciruelas pasas / Pasas de uva / Frutas disecadas
  • Comer solas (sin mezclar): Sandía / Melón

 

Original.

(Visited 1 times, 26 visits today)

Etiquetas , ,

Deja un comentario