Otro estudio sobre la lactancia en la esclerosis múltiple

Mamá amamentando.

Por el proceso en el que me encuentro, no podría pasar sin comentar el artículo que apareció sobre la lactancia materna: “El papel de la lactancia materna en esclerosis múltiple“. En la entrada que dediqué sobre la lactancia y mi decisión de no darla, mencioné que había varios estudios sobre la supuesta protección que ejerce la lactancia en nuestra enfermedad. Muchos me animasteis a que visitase la web de e-lactancia y comprobase si era seguro o no dar lactancia, curiosamente, me el resultado es completamente contradictorio a lo que recomienda la FDA, pero esto ya lo trataré en otra entrada.

Los datos del estudio, aunque son esperanzadores, todavía queda mucho camino por recorrer porque la diferencia de brotes post-parto de los dos grupos de mujeres (las que dan lactancia exclusiva durante dos meses y las que no) apenas se diferencias en un 14%. Aunque lo que me gustaría saber es algunos datos de la historia clínica de esas mujeres, es decir, el número de brotes, años de diagnóstico, … Porque para mí, no es lo mismo que una mujer que haya tenido un único brote y decida dar lactancia, que otra, que haya tenido varios brotes.

Coincido con el artículo, en dos puntos fundamentales. El primero, es que al igual que pasa con el embarazo, antes también se desaconsejaba para mujeres con esclerosismúltiple, los neurólogos, actualmente, se han vuelto mucho más tolerantes a la hora de que el paciente tome sus propias decisiones (algunos, no todos, pero vamos mejorando). El segundo, es exactamente lo que me dijo el neurólogo y que aparece en uno de los últimos párrafos:

A día de hoy, explica Moral, se recomienda lactar o no “dependiendo de qué tratamiento siga la paciente”. “Si la enfermedad es muy severa”, cuenta, “se recomienda empezar el tratamiento nada más dar a luz, porque éste le va a proteger más que la propia lactancia”.

 Original.

(Visited 8 times, 3 visits today)

Etiquetas ,