¿Los videojuegos de tus hijos son culpables de la violencia, como dice Trump?

Hijos

Tras las recientes tragedias de los dos tiroteos masivos en El Paso, Texas, y en Dayton, Ohio, el presidente Donald Trump ha declarado que los videojuegos son los culpables, entre otras cosas, ¿pero es cierto? Esto es lo que dice la ciencia.

En su conferencia matutina del pasado lunes, Trump afirmó que una de las causas de la violencia masiva, por la que 32 personas fallecieron en los últimos dos tiroteos, es por la violencia que se celebra en estos dispositivos.

“Debemos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye los horripilantes y espeluznantes videojuegos que ahora son comunes”, afirmó. “Debemos parar o al menos reducir esto, y debe comenzar inmediatamente”, agregó.

A estas declaraciones también se sumó el teniente gobernador de Texas, Dan Patrick. “Siempre hemos tenido armas, siempre hemos tenido el mal, pero lo que ha cambiado es que ahora tenemos una industria de videojuegos que enseña a los jóvenes a matar”, afirmó, según Media Matters.

No es la primera vez que el presidente culpa a los videojuegos de estas tragedias. En febrero de 2018, tras el tiroteo de la escuela de Parkland, Florida, Trump además incluyó a las películas como las causantes del comportamiento violento.

“El nivel de violencia en los videojuegos realmente está dando forma a los pensamientos de los jóvenes, y luego vas un paso más allá, y esas son las películas. Ves estas películas, son tan violentas y, sin embargo, un niño puede ver la película”, afirmó, según Insider.

¿Qué es lo que dice la ciencia sobre esto?

Tras estos lamentables sucesos, han habido una gran número de investigaciones sobre si hay una relación real entre los videojuegos más violentos que muchos niños y adultos juegan, y el comportamiento agresivo.

Los resultados de diversos estudios científicos han mostrado que existe un vínculo, pero la realidad es mucho más compleja que culpar a los videojuegos por las conductas homicidas.

Una revisión realizada por la American Psyquiatric Association (APA) sobre diversas investigaciones halló que hay un “una relación constante entre el uso violento de videojuegos y los aumentos en el comportamiento agresivo, las cogniciones agresivas y el afecto agresivo”.

Según la APA, es más probable que se desarrollen estos comportamientos en personas que están predispuestas a la hostilidad que en aquellas que no tienen esta predisposición.

Sin embargo, “hay investigaciones muy limitadas que abordan si los videojuegos violentos hacen que las personas cometan actos de violencia criminal”, afirmó el doctor Mark Appelbaum, presidente del equipo de trabajo de la APA.
Cabe mencionar que la institución aclara que los términos “violencia” y “agresión” no deben usarse indistintamente. “Toda violencia, incluida la violencia letal, es agresión, pero no toda agresión es violencia”, afirmó en una resolución de 2015.

“Esta distinción es importante para comprender esta literatura de investigación, que no se ha centrado en la violencia letal como resultado”, detalló. Esto quiere decir que no todos los comportamientos agresivos llevan a la violencia y mucho menos a realizar un crimen violento, como un asesinato.

“Ningún factor de riesgo único lleva a una persona a actuar de forma agresiva o violenta. Más bien, es la acumulación de factores de riesgo lo que tiende a conducir a un comportamiento agresivo o violento”, dice el informe de la institución.

Según la resolución de 2015 de estos expertos, más de un 90 % de los niños estadounidenses juegan algún tipo de videojuego, y si se habla sólo de adolescentes, de entre 12 y 17 años, la cifra se incrementa al 97 %.

Sumado a ello, más de un 85 % de los videojuegos del mercado contienen alguna forma de violencia. Por esta razón, la institución planea realizar más investigaciones para analizar los efectos de los videojuegos en todas las edades, hombres y mujeres por separado, y otros factores.

Aún así no se puede culpar a los videojuegos de la violencia masiva

Es verdad que los videojuegos pueden representar un riesgo para la salud de los más jóvenes, tal como lo reveló la Organización Mundial de la Salud en mayo pasado, cuando declaró la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental.

Pero, de ser cierto lo que el presidente Trump afirma, con el crecimiento del mercado de los videojuegos en las últimas décadas, incluidos por videojuegos violentos, también se vería reflejado un aumento en la violencia en la comunidad que los consume.

Una investigación realizada por la Universidad de Boston encontró que los niveles de violencia entre los jóvenes decayó entre 2002 y 2014 en un 29 %. Esta problemática, que había tenido un aumento entre 1980 y 1994, cayó a un 34 % entre 1994 y el 2000.

Esto no significa que haya una correlación directa entre el consumo de los adolescentes por los videojuegos con una disminución de la violencia juvenil, pero tampoco apoya la postura de Trump.

A ello se suma que, aunque los estadounidenses gastan miles de millones de dólares en videojuegos y Estados Unidos tiene las tasas más altas de asesinatos con armas de fuego, esto se vuelve inverso en otros países que igualmente consumen muchos videojuegos.

Un análisis publicado por The Washington Post en 2012, mostró que en países como Alemania, Australia, Reino Unido, Canadá, Francia, Japón y Corea del Sur, donde la gente gasta incluso más dinero en videojuegos que los estadounidenses, suelen tener menores niveles de crímenes relacionados con armas.

No obstante, la recomendación de los expertos es limitar el tiempo que tus hijos pasan con las consolas de juegos, ya que no es del todo positivo para su salud mental y pueden llegar a presentar señales de una adicción a los videojuegos.

 

Original.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Etiquetas ,