Epidemia dulce; diabetes sigue imparable

Diabetis

La epidemia dulce del Siglo 21: la diabetes mellitus, es ya para países como México, un problema de salud pública, con al menos 8.7 millones de personas que padecen esta enfermedad crónico degenerativa multifactorial.

Según la Organización Mundial de la Salud, otros 12 millones de personas son portadores de la enfermedad, aunque no lo saben, por la falta de cultura de detección temprana y habrán de desarrollarla para el 2030, para colocar al país en el noveno lugar, a nivel mundial.

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, China, India, Estados Unidos, Brasil, Rusia y México, son los países con mayor número de diabéticos.

Especialistas advierten que las medidas tomadas por las últimas administraciones han sido insuficientes para atender el problema, además de evidenciar una marcada reducción en el presupuesto para prevenir y erradicar la enfermedad.

En su etapa inicial, la diabetes no presenta síntomas.

Es callada e indolora, y al detectarse tardíamente, lleva a complicaciones de salud graves como infarto del corazón, ceguera, falla renal, amputación de extremidades inferiores y muerte prematura, además de una reducción de hasta diez años en la expectativa y calidad de vida.

En México, al año fallecen cerca de 106 mil 500 personas por alguna complicación de la enfermedad, equivalente al 15.2% del total de los decesos registrados en el país, advierte el Inegi.

Mientras que en 1980 el número de decesos por este mal sumó 14 mil 626, para el 2016, la diabetes se convirtió en la segunda causa de muerte en México, con 14.5% del total, sólo por debajo de los fallecimientos por enfermedades cardiacas, (19.9%), que también están estrechamente relacionadas con la diabetes, que amenaza con convertirse en un problema de salud pública.

El 90% de los casos de diabetes mellitus se relacionan con sobrepeso y obesidad; hasta el 2012, la tasa de sobrepeso entre mayores de 20 años era de 38.8%, y la de obesidad ascendía a 32.4%, según datos de la ENSATU 2012.

Para ese año, la prevalencia de diabetes en el sector femenil se ubicaba en 73%, mientras que en 2016, sólo se redujo a 72.7 por ciento.

En el sector masculino, los casos pasaron del 9.67%, en 2012, a 10.3% en 2016, según la Asociación Mexicana de Diabetes A.C.

Los tumores malignos sería la tercera causa de muerte, con el 12.9% del total.

Reducción de presupuesto

Para especialistas e investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública, el desafío para el sistema de salud es “enorme” por su alto costo económico que significa la atención a paciente  diabéticos, y aunque ya es un problema de salud pública, sólo se destina entre el cinco y 14% del presupuesto anual, alertó la FedMexDiabetes, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Diabetes, el pasado 14 de noviembre.

En el Paquete Económico de Egresos 2020, cuya discusión en la Cámara de Diputados se turnó para el próximo miércoles 20 de noviembre, se contempla un incremento al gasto de la Secretaría de Salud de 4 mil 332 millones 449 mil 252 pesos con respecto a lo que obtuvo en 2019, pasará de 124 mil 266 millones 865 mil 116 pesos a 128 mil 589 millones 314 mil 373 pesos.

Sin embargo, los recursos para combatir el sobrepeso y la obesidad, uno de los factores que inciden en la aparición de la diabetes, serán menores, con 519 millones 841 mil 453 pesos, es decir, 13 millones 190 mil 480 pesos menos de lo aprobado en 2019, cuando se destinaron 533 mil 31 mil 933 pesos.

En el aval del Presupuesto 2020, pospuesto durante toda la semana, por falta de condiciones para ingresar a Palacio Legislativo de San Lázaro, cuyas inmediaciones se encuentran tomadas, por miles de campesinos, los diputados tienen en sus manos el atender la problemática que implica para México la llamada epidemia dulce.

¿QUÉ ES LA DIABETES?

Es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que se produce un exceso de glucosa (azúcar) en la sangre y en la orina debido a una disminución de la secreción de la hormona insulina. Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas de salud. Aunque la diabetes no tiene cura, la persona con diabetes puede tomar medidas para controlar su enfermedad y mantenerse saludable.

Problemas de salud y tipos de diabetes

Las afecciones diabéticas crónicas incluyen la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. Las afecciones diabéticas potencialmente reversibles incluyen la prediabetes, cuando tus niveles de azúcar en sangre son más altos que lo normal, pero no lo suficiente como para que la enfermedad se clasifique como diabetes; diabetes gestacional, se produce durante el embarazo, pero puede resolverse una vez que el bebé nace. Entre las afecciones y que genera esta enfermedad se encuentran las siguientes:

  • Daños en los pies.  El flujo sanguíneo insuficiente en los pies aumenta el riesgo de diversas complicaciones, entre ellas la amputación.
  • Depresión. Los síntomas de depresión son comunes en personas con diabetes tipo 1 y tipo 2.
  • Enfermedad cardiovascular. Accidente cerebrovascular y estrechamiento de las arterias (aterosclerosis).
  • Corazón. Arteriopatía coronaria con dolor de pecho (angina), ataque cardíaco.
  • Otras afecciones. El daño en los nervios en relación con la digestión causa problemas como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.
  • Daño ocular. La enfermedad puede dañar los vasos sanguíneos de la retina y conducir a la ceguera (retinopatía).
  • Neuropatía. Daño a los nervios (neuropatía). El exceso de azúcar puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Piel. Puede volverte más susceptible a tener afecciones, como infecciones bacterianas y micóticas.
  • Daño Renal. La diabetes puede dañar este sistema de filtrado. El daño grave puede conducir a la insuficiencia renal (nefropatía).

Factores de riesgo para la diabetes

Factores que aumentan el riesgo de padecer diabetes:

  • Peso. Cuanto más tejido graso tengas, más resistentes se vuelven tus células a la insulina.
  • Inactividad. Cuanto menos activo seas, mayor riesgo tendrás. La actividad física ayuda a controlar el peso, utiliza toda la glucosa como fuente de energía y hace que las células sean más sensibles a la insulina.
  • Antecedentes familiares. Tu riesgo aumenta si tu padre, tu madre o algún hermano tienen diabetes tipo 2.
  • Niveles de colesterol y triglicéridos anormales. Si tienes niveles bajos de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol “bueno”, tu riesgo de diabetes tipo 2 es mayor. Las personas con altos niveles de triglicéridos tienen mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Presión arterial alta. Tener presión arterial superior a 140/90 mm Hg (milímetros de mercurio) se asocia con un mayor riesgo.

 

Original.

(Visited 1 times, 6 visits today)

Etiquetas ,