Cuidados para embarazadas de alto riesgo

Transitar un embarazo de alto riesgo constituye una experiencia a veces muy difícil de sobrellevar. Si te ha tocado vivirlo, sabrás que el sentimiento de incertidumbre angustia y afecta no sólo a la embarazada sino también a su entorno más cercano.

Y esto es así porque estamos ante un futuro lleno de interrogantes al no saber si el riesgo podrá ser superado o si dejará secuelas irreversibles. No es lo mismo para unaembarazada saber que su bebé está desarrollándose normalmente, que descubrir que algo no va bien y se está poniendo en riesgo la vida de uno o ambos.

Tampoco es lo mismo quedarse embarazada sabiendo de antemano qué enfermedades preexistentes podrían afectar a ese normal desarrollo del niño: antecedentes genéticos, cardiopatías maternas, diabetes, edad insuficiente o algo avanzada, son algunos de los factores que determinan un embarazo de alto riesgo.

¿Cómo actuar en estos casos? Los consejos dados por personas que han pasado por situaciones similares siempre son muy útiles, pero tener suficiente contención e información son lo primero. Un entorno afectivo que dé cariño suficiente a la mujer gestante le hará sobrellevar mucho mejor los meses de espera. Saberse querida y cuidada también hará que ella misma esté más atenta a detalles tan importantes como vigilar su alimentación y su ritmo de vida para que eso redunde en mejores condiciones de desarrollo para el bebé que va a nacer.

El otro aspecto, igualmente importante es tener un seguimiento clínico exhaustivo con profesionales que brinden calidez y confianza.

Algunas veces algo que parece tan básico falla y hay médicos que no dan a sus pacientes la confianza necesaria ni la información suficiente. Una mujer con un embarazo de alto riesgo se siente mucho más vulnerable de lo que se siente ya una embarazada en circunstancias normales y por eso la contención tiene que ser aún mayor.

Fuente: Vivirsalud.com

(Visited 6 times, 1 visits today)

Etiquetas ,