Cannabis va contra el autismo

Autismo

Se ha comprobado que el uso de cannabis medicinal en el Trastorno Espectro Autista (TEA), ya sea leve, moderado o complejo, logra grandes cambios a través de la ingesta del aceite medicinal.

Además del ya conocido uso del cannabis medicinal para epilepsia, glaucoma y dolores de enfermedades terminales como el cáncer, científicos están descubriendo nuevos campos de aplicación.

Un estudio realizado en Israel a 188 pacientes menores de 18 años determinó, después de seis meses, que 87% de los afectados presentaron mejoras significativas en su modo de vida.

Mejoró su humor, los niveles de ansiedad, concentración y la calidad del sueño, explicó a este diario el director Médico de Canopy Growth para América Latina, Wellington Briques.

El experto informó que los menores también notaron un cambio en tareas simples como bañarse y cambiarse solos. Durante la investigación se notificó que 42.9 por ciento mejoro dichas capacidades.

Los usuarios van modificando el modo de ver la vida, su interacción, su motricidad y desenvolvimiento social, en su interacción con la familia, así como la evolución en el aprendizaje.

De los pacientes tratados, 30 por ciento reportó una mejoría significativa, 53.7 por ciento experimentó una mejora moderada y sólo 15 por ciento tuvo cambios leves o nulos.

Cabe destacar que actualmente no existen medios para prevenir el autismo, ni tampoco tratamientos 100 por ciento eficaces, por lo que el método del cannabis medicinal es una alternativa para reducir algunos síntomas de la enfermedad.

Por otra parte, Briques informó que están iniciando investigaciones para controlar pacientes con migraña y gastritis, así como secuelas de accidentes o dolor crónico.

Estamos empezando los estudios para poder tener una aprobación regulatoria (…), pero ahora estamos determinando las dosis y las vías de administración, informó.


ARTÍCULOS. En la feria hubo exposición de diversos artículos relacionados con la cannabis. Foto: AP

El doctor indicó que para la investigación de migraña, necesitan 50 pacientes en cada lado del estudio para así poder comparar los resultados, de ellos 11 son tratados con cannabis medicinal.

Es decir que para llevar a cabo una investigación, se necesita evaluar si es una enfermedad común o rara, ya que entre más población la padezca, será mayor el número de pacientes evaluados.

Para cada enfermedad que estamos tratando buscamos la mejor dosis y la mejor forma de administración para que sea especifica a cada condición, dijo Briques.

El investigador aclaró que actualmente el uso de cannabis medicinal es de uso sintomático no para curar alguna enfermedad. Sin embrago están estudiando la neuropatía periférica –esto puede ser en un aspecto curativo–, pero está en estudio y no tienen datos aún.

 

Original.

(Visited 1 times, 41 visits today)

Etiquetas ,

Deja un comentario