Béisbol para ciegos en Cuba

“Apenas un año después de quedarme ciego escuché por la radio que había un grupo de ciegos que jugaban al béisbol, me causó curiosidad y me presenté donde entrenaban”, recuerda a dpa Torres 15 años después de jugar su primer partido para invidentes.

Antes de perder la visión, Torres ya jugaba al béisbol. “Para divertirme, simplemente por ganar y perder”, recuerda. Siempre tuvo como ídolo al jugador Javier Méndez, una de las grandes estrellas del equipo Industriales de La Habana.

Ahora como jugador ciego, Torres considera que “la emoción del juego es la misma”. “La diferencia está en que las habilidades que uno desarrolla tienen que ser mayores, ponerle más concentración al juego”.

Divididos en dos equipos compuestos por cinco personas cada uno, entrenan varias veces a la semana bajo las órdenes del entrenador Roberto Carmona y los domingos compiten en el Estadio Santiago “Chango” Mederos de La Habana.

Los jugadores ciegos o débiles visuales usan vendas en los ojos mientras juegan. La diferencia con el béisbol convencional es que aquí no hay lanzador y es el bateador el que lanza la pelota al aire para golpearla con un bate de madera, un poco más corto que el tradicional.

Las bolas son de caucho con varios orificios y dentro llevan dos cascabeles para que el sonido oriente a los jugadores y puedan interceptarla cuando aterriza en el césped, no están permitidos los disparos bombeados.

Una vez propulsada la pelota, en las bases los asistentes baten las palmas para orientar a los corredores cuando pasan por segunda y tercera. El chasquido del sonido les sirve de guía.

En cada equipo juegan cinco personas, una en la segunda base y las demás repartidas por el campo corto, en la tercera base, en el jardín central y en el izquierdo.

Detrás de la segunda base se sitúa la única persona que ve el terreno y su misión es orientar a los defensores cuando lanzan la pelota hacia la almohadilla y también al corredor que intenta ir de base en base.

“Cuando empecé a jugar no bateaba nada, pero mis compañeros me animaban y me decían que no pasaba nada”, recuerda a dpa Yanieris Vegsa, la única mujer del equipo.

Ella empezó en este deporte un día que faltó un jugador para completar el equipo y pensó en intentarlo. Desde entonces, se ha mantenido en el terreno y no ha querido ser parte del público.

“Me siento muy alegre cada día de poder vestirme con este uniforme, me hace muy feliz”, destaca Vegsa, quien llama a más mujeres ciegas a unirse a este deporte que se juega ya en cinco provincias cubanas.

“En Cuba quien no sepa lo que es el béisbol es que no es cubano”, afirma Carlos Miguel Lorenzo Fuentes, al que una enfermedad degenerativa le hizo perder la visión progresivamente.

La retinosis pigmentaria le impidió de adolescente poder jugar al béisbol con sus compañeros de barrio y siente que ahora vive una segunda oportunidad. “Me siento súper motivado, es el sueño que no pude cumplir de pequeño”, dice a dpa Fuentes.

“Cuando uno dice que unos ciegos juegan al béisbol la gente no lo cree, hasta que los ven jugar y dicen ¡qué hermosura es esto!”, asegura el entrenador Roberto Carmona, que considera que la motivación de los jugadores es la misma que en el deporte convencional.

La práctica del béisbol para ciegos fue introducida en Cuba en el año 2000 por un grupo de italianos. Ahora su mayor aspiración es que el béisbol sea incluido en los próximos juegos paralímpicos en 2020, pero para ello necesitan al menos dos equipos nacionales por continente.

Durante décadas, el béisbol cubano consiguió grandes éxitos a nivel internacional, pero en los últimos años se encuentra de capa caída. La gloria podría volver en la categoría para ciegos.

“Cuba genéticamente nació para el béisbol, por lo que tenemos la fuerza suficiente para ser líderes, nacimos para este deporte”, dice a dpa el entrenador Roberto Carmona.

B_isbol_para_ciegos_53894274
B_isbol_para_ciegos_53894274-(2)
B_isbol_para_ciegos_53894274-(3)

Las bolas de béisbol para invidentes son de caucho con varios orificios y dentro llevan dos cascabeles para que el sonido oriente a los jugadores.

 

 

Original. 

(Visited 9 times, 1 visits today)

Etiquetas ,